Público
Público

Llega un documental sobre las bondades de la comida natural

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Belinda Goldsmith

Inspirada en el documental en el quesólo se comía en el McDonalds durante 30 días, Jenna Norwooddecidió hacer lo contrario y comer sólo alimentos crudos yorgánicos durante un mes y el resultado han sido un gran cambioen su estilo de vida...y una película.

La película del 2004 "Super Size Me" se rodó tras laexperiencia del cineasta estadounidense Morgan Spurlock, quedurante 30 días se alimentó únicamente de las hamburguesas degran tamaño de la cadena McDonald's, lo que le hizo aumentar11,5 kilos de peso, sufrir cambios de humor y daños en elhígado.

Norwood, que vive en Florida, dijo que pensó qué pasaría siuno come sólo alimentos sanos durante un mes, y decidióintentarlo, dispuesta a meterse en un delgado traje de coristapara Hallowen y con un equipo de rodaje siguiendo sus pasosdurante ese tiempo.

¿El resultado? Una pérdida de peso de casi siete kilos, unamejoría de la visión, un mayor nivel de energía, y undocumental titulado "Supercharge Me! 30 Days Raw" (algo asícomo ¡supercomprímeme! 30 días al natural) que ha ganado variospremios en festivales de cine independiente antes de su estrenoen enero.

Norwood decidió seguir con su nuevo régimen después de 30días y perder otros siete kilos, situándose en un peso de 55kilos mientras la gente empieza a decirle que representa menosde los 42 años que tiene.

"Todo fue más allá de mis expectativas. Había sidovegetariana durante 26 años pero era una vegetariana malsana,comía mucha comida basura y alimentos procesados y siemprecomiendo deprisa", dijo Norwood a Reuters en una entrevistatelefónica.

"Esto ha supuesto un cambio absoluto y completo para mí",apuntó.

Desde que llevo a cabo su experiencia de un mes de comidacruda hace tres años, Norwood ha dejado su trabajo derelaciones públicas, finalizó su documental, ha creado unacadena de comida cruda, y ha abierto dos restaurantes dealimentos naturales en Sarasota, Florida. .

Norwood dice que sigue comiendo principalmente alimentoscrudos y que sus restaurantes sirven comida natural ydeshidratada, retirando el agua de los alimentos colocando airecaliente sobre ellos durante horas.

"Los alimentos expuestos a poco calor durante un períodoprolongado de tiempo pueden dar texturas y sabores muydiferentes", dijo.

Norwood indicó que comer crudo no tiene por qué seraburrido. El vino es destilado pero no fermentado y se puedecon seguir comiendo chocolate crudo.

"Si no fuera por el chocolate crudo, no sé si podríahacerlo. Hacemos brownies de chocolate crudo y trufas con loque se puede conseguir toda la satisfacción que uno desee",apuntó.