Público
Público

Llega el primer vuelo con españoles procedente de Tailandia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los primeros 60 españoles atrapados en Tailandia desde hace días por la crisis política en la que la oposición ha tomado los principales aeropuertos llegaron a Madrid en la madrugada del martes en un avión de la Fuerza Aérea española.

El vuelo salió del aeropuerto militar de Utapao, a 140 kilómetros de la capital, Bangkok, informó una portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores, y llegó a las tres y media de la mañana a Torrejón de Ardoz, según las imágenes de televisión.

El segundo vuelo de la Fuerza Aérea enviado por las autoridades españolas está viajando con otros 139 españoles, mientras que un tercero fletado por Iberworld llegará el martes a Tailandia a las 8 am, hora local, con capacidad para más de 300 personas.

La portavoz no pudo precisar si con estos tres vuelos quedarán evacuados todos los españoles.

"No tenemos un número exacto de cuántos están ahí", dijo a Reuters. El consulado español se ha encargado del traslado de tres horas entre Bangkok y Utapao.

EXPLOSIÓN EN BANGKOK

Mientras, la explosión de una granada causó el martes la muerte de un manifestante de la oposición en el aeropuerto Don Muang de Bangkok, horas antes de un caso de fraude electoral que podría forzar la renuncia del primer ministro y gran parte del gabinete.

Medios tailandeses informaron de que una granada M79 fue lanzada desde un paso elevado cerca del aeropuerto nacional, que permanece ocupado desde el jueves por los partidarios de la Alianza del Pueblo por la Democracia (PAD, por su sigla en inglés).

Alrededor de 22 personas sufrieron heridas en el ataque en el aeropuerto, ocurrido poco después de medianoche. Un responsable de los servicios de emergencia dijo que 17 ya habían sido dadas de alta.

El caso de fraude electoral iba a ser escuchado el martes en el Tribunal Constitucional en Bangkok, pero las autoridades movieron la audiencia de lugar después de que cientos de partidarios del Gobierno que usaban camisetas rojas rodearon el edificio.

Un juez dijo que la corte dictará el martes sus veredictos contra el Partido Poder Popular (PPP) del primer ministro Somchai Wongsawat, el partido Chart Thai, y un aliado más pequeño de la coalición.

Los tres aliados enfrentan su posible disolución por acusaciones de fraude electoral en la elección de diciembre de 2007.

El Constitucional ha avanzado con velocidad inusual para cerrar el caso, y decidió que no se necesita escuchar testimonio a favor de los acusados.

Mientras tanto, el temor de choques violentos, o de algo peor, continúa creciendo.

"Ahora parece que la violencia no puede ser evitada. Algunos incluso predicen lo que ha sido impensado durante 700 años: una guerra civil", dijo el diario Bangkok Post en un editorial.

El editorial también hacía la pregunta: "¿Tiene Tailandia un Gobierno que funciona en la práctica?".

Esa pregunta será aún más pertinente si la corte determina, como casi todos prevén, que los tres partidos de la coalición gobernante son culpables, y los obliga a disolverse.

El PPP dijo que boicoteará la audiencia debido a que la corte había "prejuzgado" el resultado.

Si el PPP y sus dos aliados son disueltos, Somchai y otros líderes tendrán prohibido participar en política y muchos ministros del gabinete tendrán que renunciar.

La disolución del PPP, sin embargo, no significa necesariamente que se realice una elección anticipada, debido a que muchos parlamentarios simplemente se cambiarán a un nuevo partido "escudo".