Público
Público

Llegan a Israel cuatro hidroaviones de ayuda española contra el incendio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los cuatro hidroaviones ofrecidos a Israel por el Gobierno de España para luchar contra el mayor incendio de su historia han llegado a la base aérea de Tel Nof, en el norte del país, informaron a Efe fuentes de la Embajada de España en Tel Aviv.

Los aparatos, gestionados por el Ministerio de Medio Ambiente y operados por el Ejército del Aire, se dirigirán a mediodía a la zona del fuego, iniciado el pasado jueves por causas aún desconocidas y en el que han muerto 41 personas.

El equipo español recibirá mañana por la tarde en la base de Tel Nof la visita del embajador de España en Tel Aviv, Álvaro Iranzo, cuando concluya las labores de extinción, que sólo pueden efectuar con la luz del día.

Los aviones despegaron el viernes de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) y en principio iban a llegar ayer al Estado judío, pero las condiciones meteorológicas en el Mediterráneo y el impacto de la huelga de los controladores aéreos durante una escala técnica en Mallorca retrasaron el cálculo inicial.

España se une así a los quince aviones y helicópteros apagafuegos y seis helicópteros de transporte de distintos países del mundo que ya luchan contra las llamas, que Israel no podía contener en solitario.

El pasado viernes, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, envió un telegrama al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en el que expresaba su conmoción "por los estragos causados por el terrible incendio" y le traslada sus "más sinceras condolencias y la solidaridad del pueblo español".

"En estos duros momentos puede contar con todo el apoyo del Gobierno y del pueblo de España", dijo Zapatero.

El cuerpo israelí de bomberos cree que tardará aproximadamente una semana en sofocarlo, aunque el optimismo prima en la jornada de hoy, tras la primera madrugada en la que se han preservado los avances logrados durante el día.

El fuego, que ha obligado a evacuar de sus hogares a 17.000 israelíes, está todavía activo en cuatro áreas: Har Shokef, Nir Etzion, Usfiya y la reserva natural Hai-Bar.

Además de los 41 muertos, tres personas permanecen en paradero desconocido y otras diecisiete están heridas, tres de ellas de gravedad.

El incendio ha arrasado 5.000 hectáreas con cinco millones de árboles, según datos del Fondo Nacional Judío.

La investigación inicial apunta a un caso de negligencia en la quema de residuos domésticos y neumáticos.