Público
Público

Llinàs dice que hará un seguimiento de los bienes del Palau March subastados en Christie's

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller balear de Educación y Cultura, Bartomeu Llinàs, ha asegurado que se hará un seguimiento de los bienes del Palau March de Palma subastados por la casa inglesa Christie's, con el objetivo de averiguar si están protegidos y el Consell y el Govern pueden tener derecho a retracto sobre ellos.

En una pregunta parlamentaria planteada por el diputado autonómico Josep Gornés, el conseller ha dicho que el Ministerio de Cultura indica en un informe, elaborado ante la solicitud de la casa de subastas británica en nombre de la familia March, que no constaba que ninguno de los bienes fuera de interés cultural, ya que procedían de Madrid.

Sin embargo, Llinàs ha dicho que, de demostrarse su protección, en estos momentos el Consell de Mallorca tendría el derecho de retracto y, subsidiariamente, el Govern balear, aunque ha añadido que, si finalmente los bienes son como consta en el Ministerio, este derecho no existiría.

El conseller ha agregado, no obstante, que el Govern hará un seguimiento de estos bienes de la familia March.

El diputado del PP ha defendido la necesidad de este seguimiento, ya que, a su juicio, la venta de estos bienes puede suponer "la pérdida de patrimonio histórico" de las islas, cuando "la lista de patrimonio histórico fuera de la Comunidad es muy grande".

A su juicio, en este asunto ha faltado coordinación entre las administraciones, por lo que se debe aclarar si son bienes protegidos y, por tanto, "inexportables".

La subasta de dos días celebrada el pasado mes de octubre en Christie's de Londres de objetos de la colección privada de Manuel March, de la conocida familia de banqueros mallorquines, generó 5.952.580 euros.

En total se vendieron 567 de los 639 objetos ofrecidos al mejor postor y, entre los lotes que alcanzaron precios más altos, figura un paisaje de Joaquín Mir titulado "Tarragona", que se adjudicó por 334.990 euros a un coleccionista privado europeo.

Una vista de Mallorca del pintor estadounidense John Singer Sargent, con la particularidad de apreciar el Mediterráneo desde la finca de los March en Son Galcerán, se vendió por 148.174 euros.