Público
Público

La lluvia y el viento deslucen la Feria de Abril pero no causan graves problemas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La lluvia y viento que azotan Sevilla desde anoche está desluciendo la Feria de Abril aunque no está causando graves problemas de organización en el Real y los aledaños, según el balance de los servicios municipales presentado hoy a la prensa.

La lluvia persistente de hoy ha originado la suspensión del paseo de caballos y de la corrida de toros de esta tarde, mientras que se han revisado las casetas, las atracciones y la portada, que están en buen estado, ha precisado en rueda de prensa el director general de Fiestas Mayores, Carlos García Lara.

La incidencia mayor del viento fue la caída de una rama sobre un tendido eléctrico en la calle Pascual Márquez, aunque en pocos minutos se cortó la rama y a los pocos minutos se restableció el servicio eléctrico, indicó García Lara.

Los responsables municipales de la Feria han atribuido a la labor preventiva comenzada hace tres días la falta de incidencias, ya que ante el aviso de alerta naranja, ayer por viento y hoy por lluvia, se han recortado ramas de árboles con peligro de caídas, se han limpiado bien los husillos para evitar la acumulación de agua y se han retirado un 19 por ciento más de residuos sólidos.

A pesar del fuerte viento de ayer y de algunos chaparrones, numeroso público se desplazó anoche al Real para la prueba del alumbrado y se registraron "sólo" 61 llamadas al servicio de emergencias 112, ha indicado el jefe del Centro de Coordinación Operativa (CECOP), Rafael Pérez.

Así, usaron los autobuses públicos 68.209 personas, un 21 por ciento menos que el año pasado, y los aparcamientos públicos fueron utilizados por 3.000 vehículos, mil menos que la Feria anterior, según los datos aportados por los responsables municipales.

En el apartado de sucesos, la policía nacional intervino ayer en diez peleas con un lesionado, pusieron a disposición judicial a 15 personas por distintos motivos no graves e instruyeron catorce diligencias, dos de ellas por personas con reclamaciones judiciales.

La policía local, por su parte, retiró 144 vehículos mal aparcados, instruyó 761 denuncias por infracciones de tráfico y puso a disposición judicial a ocho personas.

La policía autonómica detuvo a siete progenitores porque sus hijos ejercían la mendicidad o se hacían pasar por sordomudos para timos, por lo que nueve menores han sido trasladados a centros específicos de su edad.

Además, estos agentes han detenido a un reventa de entradas de toros, quien junto a otros 57 acusados de ejercer esta práctica tenían en su poder 140 localidades valoradas en 5.930 euros.

El Seprona detuvo a tres cazadores con sus piezas abatidas que presumiblemente iban a vender en la Feria, mientras que el laboratorio municipal ha retirado 149 kilos de carne y pescado en mal estado, dos jamones y 42 kilos de huevos.

Una mujer falleció anoche por un infarto fulminante y la Cruz Roja evacuó a seis personas por distintas lesiones, mientras que asistieron a ocho personas por intoxicaciones etílicas.