Público
Público

Lobo dice que Moratinos le felicitó por la victoria electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, dijo hoy que el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, le felicitó por su triunfo en las elecciones del domingo, pero aseguró que el Gobierno de España no tiene información correcta sobre la crisis hondureña.

Lobo indicó a la radio HRN que recibió "la felicitación del señor Moratinos", aunque no profundizó en los demás asuntos tratados en una conversación telefónica que mantuvieron el pasado martes, dos días después de la elecciones generales en el país.

Para el virtual ganador de los comicios, las autoridades españolas "tienen algunos criterios que están fundamentados en informaciones que no son correctas, pero esas cosas se van aclarando y se van explicando".

"La voluntad de todos es normalizar (relaciones con Honduras), entonces hay que seguir con optimismo, con fe, en que todo va a ir a la normalidad", dijo Lobo.

Lobo se declaró vencedor con un margen de 16 puntos de ventaja sobre su más directo contrincante, Elvin Santos, del gobernante Partido Liberal, en unos comicios que se desarrollaron sin el apoyo de gran parte de la comunidad internacional por considerarlos ilegítimos y realizados en un marco de una ruptura del orden constitucional.

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó el martes su confianza en que Lobo y el presidente derrocado en el golpe de Estado del 28 de junio, Manuel Zelaya, faciliten un acuerdo nacional para restaurar el orden democrático en Honduras y sin el que España no podrá reconocer un nuevo presidente.

Rodríguez Zapatero argumentó que "la actitud lógica" es no reconocer, pero tampoco ignorar las elecciones, para, a partir de la actual situación "sui géneris", trabajar para restituir la legalidad, lograr un acuerdo nacional y adoptar decisiones que impidan nuevas tentaciones golpistas.

Zelaya fue sacado por la fuerza del poder y del país por los militares, que lo enviaron a Costa Rica en junio.

El presidente depuesto, cuya restitución rechazó anoche el Parlamento, se encuentra en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde permanece rodeado de un fuerte dispositivo militar desde el pasado 21 de septiembre.