Público
Público

Los locales propuestos para nuevas mezquitas en Lleida no cumplen la normativa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ayuntamiento de Lleida ha informado hoy de que los dos locales que han propuesto hasta ahora asociaciones islámicas leridanas para abrir nuevas mezquitas que solventen la necesidad de locales de culto islámico en la ciudad no cumplen la normativa legal, por lo que han sido rechazados.

La alcaldesa accidental, Dolors Arderiu, ha explicado hoy en este sentido que el local propuesto por la Asociación Watani para la Libertad y la Justicia no cumple con las condiciones que exige la Ley de Cultos, que, según ha señalado, "es muy restrictiva".

"El representante de la asociación Watani, el señor Mourad El Boudouhi, enseñó hace un tiempo el local al alcalde de Lleida, Àngel Ros, y al gerente del área de Servicios Personales, Carles Alsinet, que pasaron la consulta al departamento de Urbanismo, el cual dictaminó que no cumplía con la normativa legal", ha explicado Arderiu.

El local propuesto por la asociación islámica está ubicado en el barrio de Balàfia y se trata de una nave de 3.000 metros cuadrados cuyo aforo mínimo seria de 1.500 personas.

El otro local que ha rechazado la Paeria para acoger una mezquita es el que ha propuesto la comunidad islámica de la calle Nord, que quería ampliar el actual templo hacia un local adyacente. Sin embargo, el consistorio considera que dicho local tampoco cumple la normativa de la Ley de Cultos.

Cabe recordar que la comunidad de la calle Nord busca desde hace años una nueva mezquita para solventar sus problemas de espacio. Recientemente el consistorio cerró durante tres semanas el templo al haber cuadruplicado su aforo máximo, que es de 240 personas.

La comunidad de la calle Nord, además, ha rechazado el solar ubicado en uno de los polígonos industriales de Lleida que en 2007 el consistorio acordó cederle a cambio del pago de un canon anual, ya que este terreno también sería insuficiente para cubrir las necesidades actuales de espacio.

La alcaldesa accidental ha realizado estas declaraciones tras la rueda de prensa efectuada hoy por El Boudouhi, que ha convocado a los medios de comunicación leridanos después de presentar alegaciones contra la prohibición del uso del velo integral en los espacios públicos aprobada el pasado mes de mayo por el consistorio.

Respecto a estas alegaciones, Arderiu ha afirmado que, aunque el consistorio "respeta todos los puntos de vista que se generan en la sociedad", mantendrá el acuerdo tomado de forma mayoritaria en el pleno de mayo por el cual se prohibió el uso de vestimentas, como el burka, que impidan la identificación de las personas en el interior de los equipamientos municipales.

Por último, ante las acusaciones de falta de diálogo y respeto del consistorio hacia la comunidad musulmana realizadas por El Boudouhi, Arderiu ha remarcado que "el Ayuntamiento de Lleida es pionero en el trabajo por la cohesión, tal y como lo demuestran la Carta por la Ciudadanía y la Asamblea de las Religiones de la ciudad, entre otros mecanismos de diálogo".