Público
Público

Lola López Mondéjar explora el mundo de los secretos en un libro de cuentos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La escritora murciana Lola López Mondéjar explora los secretos, las motivaciones ocultas y las facetas más recónditas de la personalidad en su primer libro de relatos, "El pensamiento mudo de los peces", compuesto por una veintena de cuentos.

En una entrevista con Efe, López Mondéjar (Murcia, 1958) ha explicado que en estas narraciones, realizadas en los últimos doce años, trata de ahondar en "lo no dicho", al considerar que los hechos o las acciones son muy parecidas, pero no las razones ocultas que encierran.

Para introducir la publicación, editada por Páginas de Espuma, la autora ha tomado "prestada" la frase de una canción del italiano Lucio Dalla: "El pensamiento molesta, aunque quien piense esté mudo como un pez".

López Mondéjar ha señalado que su literatura "tiene una trama clandestina, que sigue a los personajes por su geografía íntima y pide al lector que se convierta en detective y siga el hilo de Ariadna por el laberinto de esa trama casi inexistente".

En su opinión, el relato es un género "mucho más intenso, difícil y complejo" que la novela porque permite "condensar emociones y universos" que no siempre se pueden expresar de otro modo, y requiere un mayor esfuerzo del escritor para "abrir un mundo, describir un momento de crisis y comunicar sentimientos".

La autora ha precisado que el cuento surge con una idea, una palabra ó un objeto, que empiezan a atraer sentidos e imágenes como un imán hasta que el relato queda escrito en su cerebro y sólo tiene que plasmarlo materialmente.

Ha confesado que la primera escritura es muy veloz, pero luego corrige y deja sus cuentos en reposo durante mucho tiempo, de modo que "el alumbramiento es rápido, pero el embarazo y la crianza son muy largos".

López Mondéjar, que también es psicoanalista y profesora universitaria, ha comentado que, para escribir relatos, tuvo que desprenderse de los conceptos aprendidos en sus estudios de psicoanálisis y de un código de lenguaje ajeno a la escritura creativa.

Ha reconocido que está "afectada" por esta disciplina en "la mirada" y "la escucha" con la que sigue a sus personajes y en la expresión literaria de los "matices de los afectos" y "el claroscuro de los sentimientos", que reflejan la sensibilidad del oído psicoanalítico.

Los escritores, a su juicio, tienen el reto de distanciarse del lenguaje cinematográfico, donde predominan el movimiento, la acción y los hechos, y hacer un esfuerzo para distinguir los dos medios de expresión.

El gusto por lo cinematográfico, por la novela de misterio o por la novela histórica va en detrimento de los personajes, que son planos, en lugar de tener profundidad e intensidad, ha resaltado López Mondéjar, quien ha citado, entre sus autores favoritos, al estadounidense Raymond Carver, al ruso Antón Chéjov y al belga Julio Cortázar.