Público
Público

Los londinenses, ante una segunda jornada de huelga en el metro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los londinenses se enfrentan hoy a una nueva jornada de huelga de los trabajadores del Metro, un servicio clave en esta capital de cerca de ocho millones de habitantes.

Todas las líneas del ferrocarril subterráneo están afectadas por el paro, que comenzó el domingo a las 18.30 hora local y terminará este lunes a la misma hora.

Transport for London (TfL), ente responsable de los transportes públicos de Londres, ha aumentado el número de autobuses en circulación y desde la alcaldía se anima a los ciudadanos a viajar en bicicleta.

La primera huelga, el mes pasado, causó enormes perturbaciones en la vida de los ciudadanos, que en muchos casos han de recorrer grandes distancias desde su casa al trabajo, así como un importante daño económico a la industria.

La dirección de TfL ha pedido responsabilidad a los trabajadores, pero el sindicato acusa a su vez a la empresa de poner en peligro la seguridad de los viajeros con los recortes de personal planeados, principal motivo de las protestas de los trabajadores.

El director ejecutivo del Metro, Mike Brown, acusó a los trabajadores de intentar sólo "perturbar el servicio" y aseguró que los planes de recortes "no son un simple capricho, sino esenciales".

El alcalde conservador de Londres, Boris Johnson, ha calificado la huelga de "ataque político" al Gobierno de su correligionario David Cameron.

El sindicato ha prohibido mientras tanto a sus afiliados que acepten hacer horas extraordinarias los fines de semana en protesta por los recortes planeados, que afectarán sobre todo al personal de taquilla en las estaciones.

Para noviembre hay planeadas dos nuevas huelgas si no se resuelve antes la disputa, algo que parece difícil dada la determinación de ambas partes de no dar su brazo a torcer.