Público
Público

Londres llama a consultas al embajador chino

El ministro de Exteriores advierte a Londres de que es un asunto interno. Brown se mostró "horrorizado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Nadie tiene derecho a hablar mal del sistema judicial chino'. De esta manera, la ministra de Exteriores de Pekín advertía a Reino Unido de que las críticas vertidas tras la ejecución del británico Akmal Shaikh no tienen cabida.

La noticia de la ejecución cayó como una jarro de agua fría en la opinión pública británica y el primer ministro, Gordon Brown, aseguró sentirse 'horrorizado'. Londres acaba de llamar a consultas a la embajadora china, según informa la agencia AFP.

La líder de la diplomacia china, Jiang Yu, dijo en una comparecencia que su país mostraba 'el más profundo desacuerdo y oposición con las acusaciones' que llegan desde el Reino Unido. Asimismo, Jiang dijo que esperaban que 'el Gobierno británico pueda ver este asunto de manera racional, y que no ponga obstáculos en sus relaciones bilaterales'.

La reacción de Londres ha ido en dos sentidos. Brown mostró esta mañana su más profunda repulsa por la ejecución de Shaikh y dijo sentirse 'horrorizado'. Pocas horas después, el Gobierno británico convocó al embajador chino en Londres para pedirle explicaciones.

Por su parte, la Unión Europea ha emitido un comunicado en el que condenó 'en los términos más firmes' la ejecución. Los 27 lamentaron que las autoridades de Pekín no atendieran 'las reiteradas peticiones de la Unión Europea y de uno de sus Estados miembros para que la sentencia contra Shaikh fuera conmutada'.

Shaikh, primer europeo ejecutado en China en 60 años, fue condenado a muerte por transportar cuatro kilos de heroína. La familia sostuvo siempre en su defensa, que el acusado padecía un trastorno bipolar que le impedía razonar.

En un comunicado, los parientes de Shaikh expresaron su decepción y dolor por la decisión de China.