Público
Público

López critica la arrogancia de la izquierda abertzale con las víctimas de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lehendakari, Patxi López, considera que a la izquierda abertzale "se le han subido los votos a la cabeza" y está adoptando "una posición arrogante frente a las víctimas de ETA".

López ha publicado hoy en su "blog" un artículo titulado "Reflexiones de verano", en el que expresa su "decepción" por la actitud que han adoptado los dirigentes de la izquierda abertzale integrados en la coalición Bildu respecto a las víctimas del terrorismo.

A juicio del lehendakari, la izquierda abertzale al parecer "no ha sabido entender que las instituciones democráticas les han brindado una oportunidad para integrarse en la democracia y no para tener poder para el escarnio ajeno".

Tras recordar que es un firme defensor de la concordia entre la ciudadanía vasca y que apuesta por superar el ciclo terrorista en Euskadi, López considera que ese camino debe recorrerse entre todos "por la senda de la tolerancia y la aceptación de los valores democráticos".

Pero advierte de que "el reconocimiento de las víctimas de ETA y el dolor generado es el requisito primero para iniciar este camino".

"La izquierda abertzale debe reconocer a las víctimas de ETA y pedir ya la desaparición definitiva de la banda terrorista para ser considerados demócratas entre demócratas. Sin ambigüedades, sin subterfugios y sin dilación. Yo se lo recordaré todos los días", recalca el lehendakari.

En su artículo, López repasa otros asuntos y denuncia la "debilidad política en Europa" para hacer frente a la situación económica, al tiempo que considera que "España debe alzar la voz con más decisión" en la Unión Europea.

"Somos europeos y queremos un gobierno europeo fuerte y democrático, capaz de adoptar decisiones que puedan condicionar y poner límites a los desmanes de un mercado sin control", señala.

Recuerda que "los mercados, que es la forma amable de llamar a los especuladores sin alma, han entrado en una orgía: atacan, uno tras otro, saqueándolos, a los países europeos".

Por ello, lamenta la "renuncia de la política para gobernar y defender los intereses de la ciudadanía" y critica la tardanza en anunciar la compra de deuda española e italiana por el Banco Central Europeo.

Alerta de que esta debilidad de la política en Europa está poniendo en riesgo los servicios públicos y las políticas sociales, lo que está creando un malestar generalizado en la ciudadanía de todos los países.