Público
Público

López defiende una Euskadi entre diferentes y no una que divida y uniformice

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha defendido hoy una Euskadi que busque el pacto y el acuerdo entre diferentes y no un Gobierno como el del lehendakari Ibarretxe "en blanco y negro" que "divida y uniformice".

López ha participado esta mañana en la clausura del VII Congreso de las Juventudes Socialistas de Euskadi en el que se ha elegido a la Ejecutiva para los próximos años y al nuevo secretario general de la organización, Aitor Casado, en sustitución de Ekain Rico, que ocupaba este cargo desde hacía tres años.

En su intervención, el líder del PSE-EE ha augurado que "muy pronto" va a realizarse el "sueño" de los socialistas vascos, que es la "alternancia en el Gobierno Vasco" con un "cambio tranquilo que como lehendakari me propongo" realizar.

Ha acusado a Ibarretxe de tener el Gobierno Vasco "paralizado" y "alejado de la realidad" por dedicarse "sólo a lo suyo", en alusión a la Ley de Consulta.

López ha apostado por un autogobierno basado en los valores de la libertad y de la igualdad, que respete los sentimientos de pertenencia diversos que conviven en la sociedad vasca y que busque el pacto y el acuerdo entre diferentes "para avanzar juntos en la misma dirección".

"La Euskadi que yo quiero es una mestiza y en colores y no una uniforme y en blanco y negro" como la de Ibarretxe, ha subrayado.

Ha pedido a las Juventudes Socialistas vascas su apoyo para recuperar la ilusión y "quitarnos de encima los mantos de aburrimiento que Ibarretxe ha echado sobre nuestras espaldas en los últimos años" y así recuperar el diálogo "que lleva demasiado tiempo pendiente".

En su intervención, Patxi López ha pedido a los jóvenes socialistas que vayan por delante del partido para generar debates porque el "conformismo, la apatía, la resignación o la sumisión nos estanca" y porque sólo la "rebeldía" es motor para cambiar las cosas.

El dirigente socialista también ha recordado que, según los datos de la patronal Confebask, en Euskadi hacen falta 16.000 jóvenes para cubrir puestos de Formación Profesional, una cifra que podría llegar a los 300.000 en el año 2020.

Por ello, ha anunciado que el próximo Gobierno Vasco "que me propongo liderar" pondrá en marcha un plan integral orientado a la Formación Profesional y otro que doble los recursos destinados a la construcción de vivienda pública y protegida y a la de alquiler social "con una renta media de unos 300 euros mensuales o menos".