Público
Público

López de Uralde pide un "Green New Deal" a la española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director de Greenpeace, Juan López de Uralde, ha criticado hoy la falta de presión política en materia medioambiental, especialmente por parte del PP, y ha pedido un "Green New Deal" (nuevo acuerdo verde) a la española que impulse un modelo de buena gestión de los recursos naturales.

En su intervención en el Foro Nueva Sociedad, López de Uralde ha denunciado "el abismo" existente entre el discurso del Gobierno y las medidas políticas adoptadas en materia medioambiental y ha lamentado que el medio ambiente "no sea tomado en serio" por las instituciones del país.

El responsable de Greenpeace ha calificado el cambio climático como "el síntoma más claro de la crisis ecológica que vivimos" y ha considerado la pérdida de la biodiversidad como "la otra gran herida de la Tierra".

A su juicio, "en tiempos de crisis no debemos pensar que el medio ambiente es un obstáculo", sino que debe verse como una gran oportunidad.

En este sentido, ha criticado que "los gobiernos del mundo que tan rápidamente fueron a salvar a los bancos, no sean capaces de salvar el Planeta y ése es nuestro drama".

"No tenemos un Planeta B, por lo que en caso de destrucción no tenemos a dónde ir", ha sentenciado el responsable de Greenpeace.

López de Uralde ha recordado su paso por la cárcel en Copenhague, tras intentar boicotear la cena de gala de los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la Cumbre del Clima, y ha señalado que el acto debe enmarcarse en las acciones pacíficas e imaginativas que lleva a cabo su organización desde 1971.

La energía nuclear ha ocupado una buena parte de su intervención y del posterior coloquio, a pesar de que, según ha recordado, sólo supone el 5 por ciento del total de la energía que consume la humanidad, por lo que "deberíamos dedicarle el 5 por ciento de nuestro tiempo".

El responsable de Greenpeace ha criticado el proyecto del Gobierno de construir un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, al que "nosotros llamamos cementerio nuclear", y ha considerado que "no hay nada que explique la urgencia de hacerlo en estos momentos".

Ha señalado que el proyecto del ATC va acompañado de la construcción de un pequeño reactor nuclear experimental, "del que no se habla", y ha considerado que con este proyecto el Ministerio de Industria "ha abierto la caja de pandora del sentimiento antinuclear español".

López de Uralde ha recordado que Greenpeace va a presentar un recurso contra el proceso de adjudicación del ATC, aunque aun no hay fecha para ello, y, preguntado sobre si tiene fe en que el recurso salga adelante, ha respondido: "siempre tenemos fe en lo que hacemos".

En su intervención se ha referido también al "fracaso" de la Cumbre del Clima de Copenhague, celebrada el pasado mes de diciembre, y ha criticado la pérdida de liderazgo de la Unión Europea, la falta de compromiso del presidente estadounidense, Barack Obama, y la postura de los países emergentes como China, India, Brasil o Sudáfrica.

Tras esa cumbre, según el responsable de Greenpeace, el proceso negociador multinacional está en crisis, uno de cuyos primeros síntomas ha sido la reciente dimisión del secretario ejecutivo de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer.

No obstante, ha considerado que el fracaso de la cita danesa "no debe llevarnos a la inacción, sino animarnos a buscar nuevas estrategias en la lucha contra el cambio climático", que permitan llegar a México (2010) con garantías de éxito.