Público
Público

López ve blindado el pacto con el PP e invita al PNV a colaborar

"No vamos a parar hasta desterrar de las calles a los violentos", promete.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Patxi Lópezha defendido la fortaleza del acuerdo alcanzado con el PP y aseguró que se mantendrá durante toda la legislatura pese a las diferencias que mantienen ambos partidos. Transcurridos cien días de su mandato, el lehendakari socialista destacó que su Gobierno ha logrado dejar de “exportar problemas” al resto del país para comenzar a buscar soluciones. “Hemos puesto fin a una década encerrados en nosotros mismos y enfrentados con casi todos”, afirmó.

En una conferencia de prensa en los jardines de Ajuria Enea, el lehendakari defendió el futuro del pacto sellado hace tres meses con los conservadores y garantizó que se mantendrá ajeno a la trifulca que mantienen PP y PSOE a nivel estatal. “Existe la declaración pública de aislar el pacto en Euskadi –dijo–. Va mucho más allá de unas cuantas declaraciones partidarias de mero carácter electoral”. López restó importancia a los desencuentros mantenidos con los conservadores a la hora de adoptar medidas contra la crisis económica y se mostró convencido de que habrá pacto en breve.

López fue especialmente delicado cuando se refirió al PNV. “Tras un primer momento de desconcierto lógico –dijo–, en el que hablaron incluso de golpe institucional, ha puesto sobre la mesa una oferta de pacto con contenidos muy parecidos a los que los socialistas defendimos en la oposición y que ahora llevamos a la práctica desde el Gobierno”. Así, añadió que cuando se disponga del proyecto de Presupuestos, se verá “cuál es el grado de compromiso del PNV”.

Los momentos más duros de sus cien días como lehendakari los ha vivido con los tres asesinatos de ETA 

El lehendakari destacó “la normalidad con la que la sociedad vasca ha asumido el relevo'. “Ahora tenemos mucho menos ruido, más tranquilidad en los debates políticos y menos crispación que en el resto de España”, dijo. En este contexto, apuntó que su Gobierno “se ha marcado tres prioridades: luchar contra ETA y asentar la paz y la libertad en Euskadi, enfrentarse a la crisis económica y preparar el futuro para que este país se sitúe en las cotas más altas de bienestar y calidad de vida”.

El dialogo con la banda terrorista está totalmente descartado, insistió López, así como la vuelta de sus “títeres” a la actividad política: “ETA ha tenido demasiadas puertas abiertas y ahora la puerta está cerrada”.

En cuanto a la lucha contra la banda terrorista, advirtió de que, aunque esté “en el momento de mayor debilidad de su historia”, la Ertzaintza “no va a bajar la guardia ni un solo día”. E insistió en que la Policía vasca “va a ser muy beligerante en la defensa del espacio público para los demócratas y en impedir que haya publicidad y propaganda y proselitismo de la violencia y del terror en las calles”.

López reconoció que los momentos más duros de sus cien días como lehendakari los ha vivido con los tres asesinatos que la banda terrorista ha realizado durante su mandato.

Aunque se mostró convencido de que muchos no le han concedido ni le concederán periodo de prueba alguno, solicitó “cien días de compromiso y responsabilidad” para sacar a Euskadi de la crisis.

Precisamente, el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, apuntó a López que “es malo caer en la autocomplacencia” y le instó a adoptar medidas económicas. “Hay una asignatura pendiente, que es la económica”, insistió. Además, expresó la voluntad de su partido de “impulsar el cambio durante cuatro años”, pero consideró que el Ejecutivo debe perder “el temor reverencial” al PNV y acometer las reformas previstas.