Público
Público

Lorca tampoco aparece en la sexta y última fosa

La Junta revela este viernes los resultados de la excavación en Alfacar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Existen evidencias científicas de que nunca hubo enterramientos en esa zona'.

Los restos del poeta Federico García Lorca no están en ninguna de las seis supuestas fosas localizadas mediante georradar en el Paraje de Fuente Grande, en Alfacar (Granada). La búsqueda en la sexta y última zona ha concluido ya sin que hayan aparecido restos óseos, informan fuentes conocedoras de los trabajos. La excavación en la zona acotada que delimita las supuestas fosas concluye este viernes.

El equipo arqueológico apuraba hoy los trabajos de excavación. Estos concluirán en la mañana de este viernes con los últimos intentos en otros puntos del paraje que no fueron considerados como posibles fosas, pero en los que también se está probando porque podrían tener interés, según las fuentes.

Serán ya los últimos cartuchos. La consejera de Justicia de la Junta, Begoña Álvarez, ofrecerá este viernes a las 11 horas una rueda de prensa en Granada en la que anunciará los resultados de los trabajos, al menos en líneas generales. Francisco Carrión, jefe del equipo arqueológico, ultimaba en la tarde de hoy el informe sobre las tareas, antes de entregárselo a la consejera.

El Instituto Andaluz de Geofísica localizó mediante georradar seis posibles fosas en el Paraje de Fuente Grande, en una zona que diversos estudios históricos apoyados por testimonios directos señalaban como el más probable destino de los restos de Lorca, del maestro Dióscoro Galindo y de los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas. Según fuentes de la investigación, las tres referencias para la búsqueda eran un olivo, un monolito en memoria del poeta y una gran roca próxima. Según informó Carrión a la consejera en julio, en dicha roca se habían apreciado posibles impactos de munición, indiciarios de supuestos fusilamientos cometidos allí.

La excavación comenzó el 2 de noviembre en las zonas Z-1, Z-2, Z-4 y Z-5 y concluyó con el único hallazgo de una roca natural. La fosa Z-3 era, historiográficamente, la más interesante, porque su ubicación coincidía con el punto que el enterrador forzoso de Lorca, Manolo El Comunista, señalaba como destino de los huesos del poeta. Pero la exploración de este enclave también concluyó sin éxito a principios de mes. La siguiente opción era la Z-6, situada a apenas dos o tres metros de la Z-5 y, por tanto, también muy próxima al monolito en memoria del poeta ubicado en el lugar indicado por Manuel Castilla, alias El Comunista. Pero tampoco allí había restos óseos.

La Consejería de Justicia financia la búsqueda a demanda de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada y de los familiares de Francisco Galadí, del inspector de tributos Fermín Roldán y del restaurador Miguel Cobo. Los herederos de estos dos se sumaron una vez anunciada la intención de realizar la excavación, al igual que hizo la CGT, que pidió la exhumación del anarquista Joaquín Arcollas.

La búsqueda, pues, no está encaminada a localizar a Lorca, cuya familia se opone a su exhumación e identificación. Similar postura mantiene la nieta de Galindo. No obstante, esta excavación constituía una inmejorable opción de despejar la incógnita sobre el paradero de Lorca, ya que sus herederos, pese a sus resistencias, no descartaban aportar ADN si aparecían restos, requisito indispensable para una identificación.