Público
Público

Lorenzo entra con todo a favor en un mes que podría ser decisivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) entra con todo a su favor en un mes en el que se disputarán cuatro carreras casi de forma consecutiva y en el que podría quedar definido el campeonato de MotoGP.

Tras su victoria de ayer en el circuito de Silverstone, en el Gran Premio de Gran Bretaña, el de Palma de Mallorca tiene ya 37 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el italiano Andrea Dovizioso (Honda), cuando los pilotos se disponen a afrontar el Gran Premio de Holanda, el fin de semana que viene en el circuito de Assen; el de Cataluña, en el circuito de Montmeló, el 4 de julio; el de Alemania, en Sachsenring, el 18 de julio; y el de los Estados Unidos, en Laguna Seca, el 25 del mismo mes.

Sólo habrá un fin de semana sin motociclismo, el del 11 de julio, cuando se juegue la final del Mundial de Suráfrica.

El líder del mundial, además de los puntos, tiene otra ventaja, la indefinición de su rival. Aparte del italiano Valentino Rossi (Yamaha), su compañero de equipo convaleciente de una rotura abierta de tibia y peroné como consecuencia de su accidente en el Gran Premio de Italia de hace dos semanas, y de Dani Pedrosa (Honda), vencedor en esa prueba, ninguno más ha sido capaz esta temporada de sumar los 25 puntos que da una victoria.

Por supuesto, Jorge Lorenzo ha sido el único de repetir y ha ganado en España, Francia y Gran Bretaña, y en la dos últimas lo ha hecho con una gran ventaja sobre el segundo clasificado. Tampoco nadie ha conseguido doblar los 20 puntos que dan la segunda plaza, salvo él, que lo hizo en Qatar y en Italia.

Pedrosa, a 42 puntos del primero en la general, fue segundo en España, Rossi en Francia y Dovizioso en Gran Bretaña.

En Silverstone, el que más ha perdido ha sido Pedrosa. No sólo por sumar ocho puntos por los 25 del líder, sino por lo inexplicable de su carrera y por las dos caídas, una en los entrenamientos oficiales del sábado, la más dura, y otra en la sesión de calentamiento del domingo.

Después de la carrera el piloto de Barcelona aparecía cariacontecido ante la prensa y reconocía que los accidentes no le habían afectado, pero no sabía qué había ocurrido para que su compañero en el equipo oficial Honda fuera segundo y él octavo.

Por debajo de Rossi, todavía cuarto en la clasificación de MotoGP, no aparece nadie capaz de hacerle sombra al español. Las dos Ducati oficiales del estadounidense Nicky Hayden y el australiano Casey Stoner abandonaron Inglaterra todavía en peor situación de la que llegaron.

Los dos únicos pilotos que han ganado a Rossi un mundial de la máxima cilindrada, Hayden en 2006 y Stoner en 2007, no tuvieron su día en Silverstone.

El americano se vio superado por su compatriota Ben Spies, campeón del mundo de superbike, con una Yamaha privada en la última vuelta para subir al podio por primera vez en MotoGP, y el oceánico salió último para hacer una gran remontada hasta la quinta plaza, pero en el campeonato está octavo a 80 puntos del español.

Asimismo, Lorenzo parece haber asumido la responsabilidad que supone ser el líder y único representante de la, hoy por hoy, mejor escuadra del campeonato.

A su llegada al histórico circuito del centro de Inglaterra, el piloto español comentó que en Mugello la caída de Rossi le había afectado psicologicamente, aunque no había sido la única causa de que perdiera frente a Pedrosa.

Después del gran premio de ayer, Lorenzo se mostró seguro de que ya había superado esas dudas y afirmó que nunca se había sentido segundo piloto en Yamaha. Aún así quiso pedir cautela y fue claro: "no sabemos lo que puede pasar en la próximo carrera y no sabemos lo que puede pasar en las otras trece".