Público
Público

Lorenzo también gana sobre el agua

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha), campeón del mundo de MotoGP de 2010 desde el pasado Gran Premio de Malasia, se impuso hoy sobre el agua del circuito de Phillip Island, en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Australia.

Por su parte, otro español, Dani Pedrosa (Honda), que se rompió la clavícula hace dos semanas en los entrenamientos libres de Japón, no dio más de siete giros al rápido trazado australiano. El piloto de Barcelona no pudo pasar de 1:51.210 y no entró entre los quince primeros.

El español de la Honda oficial quedaría fuera en una hipotética parrilla de salida al no haber logrado un tiempo inferior al 107 por ciento del primero.

Dani Pedrosa, que tiene que defender en las tres carreras que quedan, Australia, Portugal y Valencia, su segunda plaza en el Campeonato del Mundo de MotoGP, hizo su mejor tiempo en su última vuelta en 1:51.210. Algo parecido le ocurrió al estadounidense Ben Spies (Yamaha), que solo dio tres giros e hizo el más rápido en 1:58.613.

La tanda debió ser retrasada dos horas debido a la lluvia que cayó durante la noche y la mañana sobre Phillip Island, a 200 kilómetros de Melbourne.

Lorenzo, un piloto al que hace años no le iba bien el agua sobre la pista, hizo su mejor vuelta en 1:41.146 por 1:41.480 del australiano Casey Stoner (Ducati), quien se ha impuesto en "su" pista en los últimos grandes premios.

En tercera posición se clasificó la segunda Ducati, la del estadounidense Nicky Hayden, con 1:41.631; por 1:41.881 del italiano Marco Simoncelli (Honda); y 1:41.982, del también transalpino Marco Melandri (Honda).

Tras ellos otros dos italianos, Andrea Dovizioso (Honda), sexto con 1:42.271, y el nueve veces campeón del mundo, Valentino Rossi (Yamaha), que desde su garaje no se mostró muy contento con el comportamiento de su máquina, y fue el séptimo mejor, con 1:42.626.

Los demás españoles se situaron entre la decimotercera plaza de Héctor Barberá (Ducati), con 1:45.695, y la decimoquinta de Aleix Espargaró (Ducati), con 1:48.127, mientras que entre estos dos se clasificó la Suzuki de Álvaro Bautista con 1:46.160.

Por su parte, Lorenzo fue el único, junto a Hayden, en ser capaz de empalmar tres vueltas seguidas por debajo de 1:43.000, y demostró que, de momento, es el que mejor ritmo de carrera tiene en estas condiciones de cara a una prueba en la que se anuncia lluvia tanto para los entrenamientos de mañana, sábado, como para el gran premio del domingo.

El piloto de Palma de Mallorca hizo, mediada la sesión, 1:41.472, 1:41.589 y 1:41.146 por 1:42.482, 1:41.631 y 1:42.883 del de Kentucky.