Público
Público

Lorenzo marca el mejor tiempo hasta que la lluvia se lo da por válido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) marcó el mejor tiempo en la primera sesión de entrenamientos libres para el Gran Premio de la República Checa de MotoGP al ser el más rápido cuando la lluvia hizo acto de presencia y prácticamente todos los pilotos optaron por finalizar los mismos antes de tiempo.

Sorprendente reaparición del francés Randy de Puniet (Honda RC 212 V), quien después de sufrir una fractura de tibia y peroné en su pierna izquierda durante la disputa del Gran Premio de Alemania en el circuito de Sachsenring, el pasado 18 de julio, ha conseguido reaparecer en competición apenas tres semanas después de ese grave accidente.

De Puniet se fracturó ambos huesos, los mismos que el italiano Valentino Rossi, en un accidente durante la carrera alemana en el que también se vieron involucrados los españoles Álvaro Bautista (Suzuki GSV RR) y Aleix Espargaró (Ducati Desmosedici) y desde el principio optó por no infiltrarse para aguantar el dolor el máximo posible y así probarse para el día de la carrera.

Aunque el primer líder fue el italiano Loris Capirossi sobre su Suzuki GSV RR, que cambiará el próximo año por una Ducati Desmosedici de la escudería Pramac, pronto saltaron a la palestra los principales protagonistas de la categoría, con un efímero protagonismo inicial del italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), al que siguió el español Dani Pedrosa (Honda RC 212 V), hasta que Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), decidió pasar a la acción.

La victoria en Laguna Seca, la sexta de la temporada, unida a los 72 puntos de ventaja en la clasificación provisional del campeonato, parecieron darle alas al piloto de Palma de Mallorca, quien por dos veces -en el tramo inicial de entrenamientos- rebajó sus tiempos personales, pero siempre marcado muy de cerca por el nueve veces campeón del mundo, quien a media hora de la conclusión de la tanda de entrenamientos era el referente de todos sus rivales.

Aunque le duró poco la alegría al nueve veces campeón del mundo de motociclismo, ya que en apenas un par de giros más Lorenzo había recuperado la primera plaza con 1:57.439, pero la secuencia de vueltas rápidas del líder del mundial de 2010 no había hecho más que comenzar, ya que a ésta siguió otra con 1:57.215 apenas unos minutos después y cuando parecía que iba a producirse la batalla final por el mejor tiempo en la tabla, la lluvia dio por "finiquitada" esa tanda de pruebas.

Entre las notas negativas de la primera jornada de entrenamientos libres de la categoría de MotoGP estuvo la caída del italiano Marco Simoncelli (Honda RC 212 V) casi al principio de los entrenamientos, que además dejó su moto muy malparada y le obligó a regresar corriendo a sus talleres.

Simoncelli pudo continuar los entrenamientos con la segunda moto para protagonizar el octavo mejor tiempo de la categoría hasta que prácticamente todos los pilotos dieron por concluidos los mismos con la aparición de las primeras gotas de lluvia.

Al final, Jorge Lorenzo fue el autor del mejor tiempo, secundado por Dani Pedrosa y con Rossi en la tercera plaza, pero descontento en su semblante con el rendimiento de su Yamaha.

Con las primera gotas de lluvia sólo el estadounidense Nicky Hayden (Ducati Desmosedici) y el español Héctor Barberá (Ducati Desmosedici) se atrevieron a salir a la pista, además de Valentino Rossi, pero en realidad fue un esfuerzo baldío.