Público
Público

Lorenzo Sanz sale en libertad y dice que no está acusado de nada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente del Real Madrid y empresario Lorenzo Sanz, que ayer fue detenido en relación con un presunto delito de estafa, ha sido puesto en libertad y ha dicho a los periodistas que "no está acusado absolutamente de nada" ni existen cargos algunos contra él.

Sanz fue arrestado ayer junto con dos personas cuando, presuntamente, intentaba cobrar unos pagarés falsos por una importante cantidad de dinero, según indicaron a Efe fuentes policiales.

El ex presidente madridista, que salió de las dependencias policiales sobre las 22.00 horas, explicó que fue puesto en libertad sin cargos porque no tenía una relación directa con los hechos y serían las otras dos personas las que habrían intentado hacer alguna gestión con los supuestos pagarés.

Aunque dijo que no conocía a estas personas prácticamente de nada, sí ha reconoció que hace un tiempo se las presentó a los responsables del banco.

Sanz señaló que estuvo declarando sobre "un tema en el que no tenemos nada que ver y en el que nos han querido involucrar", por lo que "lo hemos aclarado con la Policía", además de que "si hemos estado tanto tiempo aquí ha sido porque hemos tenido que esperar a que viniera el abogado de Madrid".

El ex presidente madridista señaló que las otras dos personas que fueron arrestas junto a él "parece que tienen un pasaporte diplomático y por eso han salido antes".

Ha incidido en que estas personas, a los que "no conozco prácticamente", habrían entregado en Banesto unos documentos que "no eran correctos y, como estaban con nosotros, nos han querido involucrar, pero no hemos tenido nada que ver en el tema".

Sanz dijo además que "no creo que fuesen pagarés", sino que "deben ser otra cosa, aunque no lo sabemos" porque "las transacciones las querían hacer ellos".

Afirmó también que la Policía justificó su detención porque "parece ser que Banesto había puesto alguna denuncia contra esas personas" y, "como tenían una denuncia, no había más remedio que tomarnos declaración".

Hizo hincapié en que su presencia en Córdoba sólo obedece a que "tenía que ir a Banesto con estos señores para hacer una transacción con ellos, pero nos han dicho que los documentos no estaban bien".