Público
Público

Lorenzo suma con autoridad su séptima victoria de la temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) ha sumado en el Gran Premio de la República Checa de MotoGP que se disputó en el circuito de Brno su séptima victoria de la temporada y la quincuagésima de España en la categoría reina del motociclismo mundial.

Con esta séptima victoria de la temporada y los nueve podios consecutivos, Jorge Lorenzo se ha igualado en la tabla de las estadísticas con dos mitos de la talla del italiano Giacomo Agostini y el australiano Michael Doohan en la secuencia de podios conseguidos en una misma temporada, además de batir el récord de victorias en una misma temporada en la categoría reina de un piloto español, que tenía Álex Crivillé con seis desde 1999, cuando se proclamó campeón del mundo de los 500 c.c.

Una vez más, el más rápido en el momento de la salida fue el gran especialista en las mismas Dani Pedrosa (Honda RC 212 V), quien además había conseguido el mejor tiempo de entrenamientos mientras que sus rivales Jorge Lorenzo y Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) se habían ido por los suelos en los últimos minutos.

Sin embargo, Jorge Lorenzo sabía perfectamente que si dejaba que Pedrosa comenzaba a tirar se escaparía irremediablemente y luego sería muy complicado alcanzarlo, por lo que decidió pasar al ataque cuanto antes.

Así, antes de cumplirse el primer giro tanto Jorge Lorenzo como Ben Spies aprovecharon la oportunidad para superar al piloto de Honda, que se mantuvo tras su estela a la espera de acontecimientos, sabedor de que el estadounidense no podía ser rival para él.

En el segundo giro se produjo la primera baja, con la caída del italiano Loris Capirossi (Suzuki GSV RR), al que luego siguió su compatriota Andrea Dovizioso, quien intentó continuar, pero su Honda RC 212 V había resultado muy dañada y tuvo que tomar el camino de su taller para abandonar la carrera.

En esa misma vuelta Pedrosa dio buena cuenta de Ben Spies e intentó colocarse tras la estela de Jorge Lorenzo a ritmo de vuelta rápida, pero el piloto de Yamaha también supo replicar sus acciones con la misma intensidad.

Poco a poco Jorge Lorenzo fue ganando en intensidad y logró abrir un hueco respecto a Dani Pedrosa de poco más de un segundo, aunque el piloto de Honda no desistió nunca en su empeño de intentar neutralizar a su rival.

Total y absolutamente inusual fue el rendimiento de Valentino Rossi, quien en cuestión de minutos tras la carrera confirmará con sendos comunicados de Yamaha y Ducati su paso a la casa de Borgo Panigale, puesto que el nueve veces campeón del mundo de motociclismo no salió bien y navegó en la quinta plaza peleando con el estadounidense Nicky Hayden (Ducati Desmosedici).

Rossi no pudo en ningún momento rodar con los pilotos de cabeza, en donde Lorenzo fue destacándose poco a poco de Pedrosa, quien no pudo hacer nada por evitar la galopada del líder del mundial y hubo de conformarse con la segunda plaza final. Al final, el italiano ocupó la quinta plaza muy lejos de los pilotos de cabeza.

El tercero en el podio acabó siendo el australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici), quien no tuvo demasiados problemas para doblegar al estadounidense Ben Spies, cuarto al final de las 22 vueltas que completaron los pilotos de MotoGP.

Héctor Barberá (Ducati Desmosedici) fue otro de los pilotos destacados al protagonizar una gran batalla por la octava plaza con los italianos Marco Melandri y Marco Simoncelli y el francés Randy de Puniet (Honda RC 212 V), quien sin haber cumplido un mes desde que sufriera la fractura de tibia y peroné decidió regresar nuevamente a la competición.

Al final, Barberá ocupó la novena posición, mientras que Álvaro Bautista (Suzuki GSV RR), que era undécimo tras superar a Marco Simoncelli, se fue por los suelos a dos curvas del final.