Público
Público

Lourdes Ortiz aprendió con Beauvoir que "una mujer debe escoger la libertad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La escritora y periodista Lourdes Ortiz ha reivindicado hoy en el ciclo "Los martes literarios" de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) la figura de Simone de Beauvoir, una autora de la que, ha afirmado, aprendió que "una mujer debe escoger la libertad".

En homenaje al centenario de su nacimiento y de los 60 años de la publicación de "Segundo sexo", Lourdes Ortiz tratará de explicar esta tarde en la UIMP por qué Beauvoir fue "una autora clave" para toda su generación y para ella "en particular".

En un encuentro previo con la prensa, Ortiz ha reconocido su "sorpresa" al conocer que se le dedicaría a la filósofa francesa una conferencia, ya que, según ha lamentado, se trata de un personaje que "había quedado en el olvido", incluso en su Francia natal, donde "sólo fue reivindicada por algunos grupos feministas y muy criticada por otros".

Sin embargo, Ortiz reconoce en Beauvoir a la primera pensadora que lanza la idea de que el concepto del "ser femenino" no proviene de "la naturaleza", sino que es "una construcción generada durante siglos por la mirada de los hombres, la literatura o la sociología", una visión que pasará a ser fundamental en los principios del feminismo.

Ortiz, autora de varias novelas y obras de teatro, como "Las murallas de Jericó", finalista del premio Aguilar de teatro en 1978 y "La fuente de la vida", finalista del premio Planeta en 1995, ha señalado que la figura como mujer de Beauvoir sigue "siendo un modelo".

Tanto es así que, en su "nueva lectura" de las obras de la francesa, Ortiz ha "reencontrado" diferentes cosas, de las que ha destacado "una vitalidad, un sentido crítico, unas ganas de aprender hasta el final, y una voluntad siempre de cambio, a pesar de las muchas decepciones que se llevó en sus luchas y en su vida particular".

La autora de "El cascabel del gato" ha reconocido que, en muchos aspectos, a lo largo de su carrera se ha sentido identificada con Beauvoir, incluso en lo que respecta al primer acercamiento de ambas a la literatura, ya que fue el personaje de Jo de la novela "Mujercitas" la que despertó en las dos la idea y el deseo de "libertad" e "independencia".

Ante esa imagen de la novela de Alcott, tanto Beauvoir como Ortiz se plantearon que "una mujer tiene que escoger la libertad, una libertad que implica la capacidad de poder elegir en cada momento y construir así su propia personalidad".

Pero releer a Beauvoir pasados los años ha supuesto para Ortiz profundizar, además de en lo que "indudablemente acertó", en aquello en "lo que se equivocó".

"Puedes lanzar ideas al mundo y algunas cuajan, pero no puedes saber lo que pasará 50 a años después, y menos aún en el siglo XX, en el que han habido tantos cambios que se han sucedido tan rápidamente", ha señalado la escritora.

Ortiz ha recordado cómo Beauvoir "fue muy dura" con muchas de sus colegas, a las que acusaba de que, a pesar de escribir o pintar, "seguían siendo objetos y no sujetos".

Por otro lado, ha subrayado uno de los "errores" de la filósofa, que sólo contemplaba la posibilidad de alcanzar la igualdad entre sexos en una sociedad marxista, "cuando en realidad sólo se ha conseguido en una sociedad capitalista", ha apostillado.