Público
Público

Luces diurnas en los coches, obligatorias en 2011

Los automóviles fabricados a partir del 7 de febrero de 2011 tendrán que incorporar las luces diurnas automáticas, según una propuesta aprobada hoy por la Comisión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los automóviles fabricados a partir del 7 de febrero de 2011 tendrán que incorporar las luces diurnas automáticas para mejorar su visibilidad y aumentar la seguridad en carretera, según una propuesta aprobada hoy por la Comisión Europea.

Este sistema ayudará a reducir las víctimas mortales de los accidentes de tráfico entre un 3 y un 5% al año, según los cálculos del Ejecutivo comunitario. La obligación de incluir este sistema de iluminación se extenderá a camiones y autobuses 18 meses más tarde, en agosto de 2012.

Las luces serán sólo frontales y se activarán de manera automática al encender el motor con una intensidad y dirección diferentes de las actuales, por lo que no servirán para iluminar la carretera. Así, cuando un conductor entre en un túnel o recorra un tramo en el que tenga dificultades para ver la vía, tendrá que conectar manualmente el sistema de iluminación tradicional.

Italia, Polonia, Dinamarca, Finlandia y Suecia ya exigen la utilización de luces durante el día en algunos tipos de carreteras con muy buenos resultados y, fuera de la UE, es obligatorio en Canadá y opcional, pero frecuente, en Estados Unidos.

Audi, BMW y Fiat ya incluyen este sistema en algunos de sus vehículos, no necesariamente de gamas superiores, por ejemplo, el Fiat 500. Incluir este sistema a día de hoy sale por unos 150 euros más por vehículo, aunque la CE espera que una vez comience la producción masiva los costes se reduzcan de manera considerable.

Desde el punto de vista medioambiental, la principal crítica a este sistema es que aumentaría el consumo de combustible, pero el Ejecutivo comunitario aclara que lo haría en una medida aceptable, teniendo en cuenta que a cambio se estarían salvando vidas.

El consumo energético de este sistema sería entre un 25 y un 30% menor al de la luces de cruce actuales, cifra que podría bajar al 10% si se emplean sistemas de iluminación LED.

La implantación de este sistema 'hará una contribución positiva al objetivo de reducir las víctimas mortales en las carreteras a la vez que supondrán un menor consumo de combustible que las actuales luces', señaló en un comunicado el comisario de Industria, Günter Verheugen.

Las asociaciones de usuarios que se habían opuesto a esta propuesta la han aceptado finalmente y los fabricantes nunca han estado en contra, explicó un comunitario, que además matizó que la tecnología necesaria sigue siendo desarrollada.