Público
Público

La lucha en Afganistán requiere coraje y paciencia, dice el ministro de defensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro británico de Defensa, Bob Ainsworth, admitió hoy que el éxito de la lucha contra los talibanes en Afganistán requerirá "coraje y paciencia", pero destacó que las actuales operaciones están logrando progresos.

En un discurso en el Real Instituto de Asuntos Exteriores, más conocido como Chatham House, en Londres, Ainsworth reconoció que puede haber más víctimas mortales en Afganistán, donde esta semana siete soldados británicos han fallecido.

El ministro resaltó, no obstante, que la gran ofensiva que llevan a cabo británicos y estadounidenses en la provincia sureña de Helmand, está consiguiendo aislar a los talibanes.

"La situación en Afganistán es seria, y aún no está decidida. El camino adelante es duro y peligroso. Se perderán más vidas y nuestro propósito será puesto a prueba", añadió.

"Ninguna solución única o simple funcionará", dijo Ainsworth, quien destacó que, "paso a paso" y con el tiempo, los afganos "asumirán la total responsabilidad de su propia seguridad y su gobierno".

"Esto no va a pasar mañana, ni en unas pocas semanas o meses. Si vamos a tener éxito necesitaremos coraje y paciencia", puntualizó.

Desde finales del 2001, cuando empezaron las operaciones aliadas en Afganistán, 176 militares británicos han perdido la vida.

Con la muerte de siete soldados británicos esta semana, Ainsworth reconoció que la gente puede tener dudas, pero insistió en que la participación del Reino Unido en Afganistán es importante por razones de seguridad nacional.

Afirmó que es esencial denegar a la red terrorista Al Qaeda un nuevo lugar para establecerse en Afganistán, desde donde planearon los atentados terroristas de EEUU en septiembre del 2001.

"Fue allí donde los líderes de Al Qaeda planeaban y dirigían más operaciones terroristas que hubieran tenido como objetivo el Reino Unido y otros (países)", agregó.

"Si nos marchamos ahora, los talibanes asumirán el control y Al Qaeda regresará. Por ello, unos 9.000 británicos de los tres servicios (de las fuerzas armadas) están en Afganistán y arriesgan la vida por nosotros", subrayó Ainsworth, quien consideró crucial la operación "garra de Pantera".

"Aislar a los talibanes y mantener la iniciativa en Helmand es un imperativo. Esta es una lucha dura y, como hemos visto, los riesgos son considerables. Pero estamos haciendo progresos", señaló.

Ainsworth indicó que las operaciones, además de impedir que los talibanes puedan tener el control en Afganistán, están centradas en preparar las condiciones para la celebración de las elecciones presidenciales a finales de año.

"El éxito será (contar con) un ambiente en el que el Gobierno afgano sea capaz de facilitar a su gente la seguridad requerida para gobernar su país, suprimir la violencia radical y asegurar que los terroristas no vuelven", puntualizó.