Público
Público

De la lucha libre al amor gótico hay un paso

El dibujante mexicano Tony Sandoval publica la novela gráfica 'Nocturno'.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De pequeño no sabía que dibujaba mejor que sus compañeros. O eso dice Tony Sandoval (Sonora, México, 1971), autor de Nocturno, novela gráfica que combina misterio y dolor.

El camino desde una pequeña ciudad del norte de México hasta aquí no ha sido fácil. En el retrovisor quedan los años noventa, cuando dibujaba lucha libre y ganaba su primer sueldo con Tinieblas. 'Los editores querían detalles espectaculares', recuerda. Pero su estilo ya estaba definido: 'La onda en blanco y negro sin renunciar al color, los contrastes y muchas sombras'.En una palabra: Nocturno.

'La hice de adolescente, en pequeños fanzines que distribuíamos en fotocopias', pero no tiene la mano de un iniciado. Esta es la historia de Seck, un personaje atormentado por el cuerpo de su padre, muerto hace diez años, que se le presenta una y otra vez y trata de guiarle. Sandoval terminó de escribirla en Barcelona: 'En una biblioteca de Gràcia di con el desenlace y lo plasmé rápidamente'. Sin embargo, la obra queda abierta: 'En la segunda parte se aclarará todo'.

Entre medias quedan sus otros trabajos, El cadáver en el sofá (La Cúpula) y su personaje clave, Blaky, un gato poeta con el que tiene una deuda pendiente: introducirlo en el libro. Mientras tanto, convencido de que el dibujo es más importante que el texto, sigue fiel a sí mismo: 'Experimentar, compartir mis ideas, mis locuras'.