Público
Público

Lucrecia asegura que "el mío es un exilio musical"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lucrecia ha recuperado el encanto de la Cuba prerrevolucionaria en su nuevo disco, "Álbum de Cuba", diez clásicos cubanos con arreglos orquestales para big band con los que la cantante expresa que el suyo es "un exilio musical".

Grabado y mezclado entre Madrid y California y masterizado en Milán, "Álbum de Cuba" es "un disco de emociones, remembranzas y vivencias que me llegan al alma", según ha declarado hoy la cantante habanera en una entrevista concedida a Efe.

"Estas diez canciones no suponen una nostalgia triste, sino un recuerdo de algo que no conocí, una imagen que tengo desde niña", ha explicado la cantante.

Para la grabación de este álbum, Lucrecia ha contado con músicos de la talla del pianista Pepe Rivero o Alain Pérez al contrabajo y al tres (instrumento emblemático de la música cubana).

Además ha rescatado la voz de Celia Cruz ("la pregonera mayor") e introducido a Andy García cantando y recitando versos de José Martí ("más que colaboración, Andy es una presencia, es nuestro saludo a nuestra Cuba y nuestro deseo de volver con amor y paz").

Y es que Cuba es el centro de todo en este disco, una Cuba que, según Lucrecia, sueñan todos los cubanos "sin política, que lo embadurna todo y hay que ser libre" y a la que no puede volver tras haber compuesto la banda sonora de "Balseros", el documental de Carles Bosch y José María Domènech que abordaba la realidad de los cubanos que arriesgan su vida por alcanzar las costas estadounidenses.

En "Balseros", al igual que en álbumes como "Prohibido" o "Cubáname", Lucrecia se atrevió con el piano, pero en este disco ha optado por limitarse al terreno vocal, tanto por no tratarse de composiciones propias como por la "admiración" que siente por "el bagaje y el rodaje de cada día" de los músicos que la han acompañado en su aventura más cubana.

"Álbum de Cuba", su sentido homenaje al periodo de esplendor de los clubes y casinos de la isla a principios de siglo, contiene los temas "Siboney", "El manisero", "Son de La Loma", "Quizás, quizás, quizás", "Vereda tropical", "Qué rico el mambo", "Capullito de alhelí/Piel canela", "Guantanamera" y "Qué bueno baila usted".

También incluye una pieza nueva, "La Cuba mía", un ejercicio de nostalgia en el que reúne a Andy García y a Celia Cruz "para endulzarnos".

Lucrecia tiene un sentimiento muy especial hacia la reina de la salsa: "hay fechas que prefiero borrarlas, pero dentro de poco hará seis años que nos falta Celia, así que retomarla es mi regalo, es tenerla ahí y que te dé su aprobación".

La cantante explica que le gusta escuchar su disco "los domingos". "Como cuando mi papá sacaba el tocadiscos a la terraza, bajo las palmeras, y todos comíamos con su música", recuerda.

"Cada canción es madurez y conocimiento, es una puesta de largo que ha llegado cuando mi voz ha madurado, en un momento maravilloso", afirma Lucrecia.