Público
Público

Luis Antonio de Villena asegura que España es un país "muy inculto gobernado por gente muy ignorante"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor Luis Antonio de Villena ha criticado hoy que ningún Gobierno, ni de izquierdas ni de derechas, se haya preocupado por solucionar uno de los problemas más graves de España, la cultura, y ha asegurado que, en este sentido, parece que el país está gobernado por "gente muy ignorante".

Para De Villena, quien ha hecho esta consideración en la Universidad de Córdoba antes de intervenir en un ciclo de conferencias sobre los treinta años del sistema constitucional, ésta es una situación "verdaderamente lamentable".

En su opinión, España es un país "muy inculto" y resulta "muy grave" que ningún Gobierno aborde esta problemática.

"Que la cultura no sea tan prioritaria como el paro, pues me parece bien. Pero, de todas formas, se podría haber dado la voz de alarma", ha subrayado De Villena, quien ha indicado que "esa incultura viene desde hace muchos años causada por el deterioro de los planes de estudio".

El escritor madrileño ha insistido en que, "desde hace años", los políticos o "nunca" han dicho nada de la cultura o lo han hecho cuando van a inaugurar una exposición, y aún no se han dado cuenta de que están viviendo en un país donde el público es "minimísimo".

No en vano, ha asegurado que "España es un país de 45 millones de habitantes donde la cultura se hace como máximo para 100.000 personas". "Es verdaderamente descorazonador", ha apostillado.

En este punto, ha opinado sobre la "moda" de ir a los museos cuando se dice que hay una exposición "muy famosa" y ha concluido que la gente, "aunque crea que ha hecho un gesto cultural estupendo, se va como ha venido", sin haber entendido nada.

"Mucha gente va y no sabe. Es absurdo decir ante un cuadro de Rembrandt o de Velázquez: ¡Qué bonito! Porque son cuadros que están contando una historia" que requiere conocimientos previos para comprenderla, ha explicado.

En relación al tema de su conferencia "Necesarias relaciones entre cultura y libertad", De Villena ha dicho que por mucho que la Constitución o un papel acrediten que la libertad es maravillosa, ésta se tiene que poder palpar y probar.

"Si tú no la sientes en tu vida personal es una libertad que no vale para nada. La libertad teórica no vale para nada", ha reiterado.