Público
Público

Luis Bárcenas, sobre si es inocente: "Faltaría más"

El ex tesosero del PP, abordado a la salida de su domicilio en Madrid, evita hacer más declaraciones alegando que sólo habla ante el juez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas realizó este martes sus primeras declaraciones públicas tras descubrirse que tuvo una cuenta en Suiza con al menos 22 millones de euros, y la polémica por los supuestos pagos en dinero negro a dirigentes y empleados del PP durante años.

Al ser preguntado si defendía su inocencia, contestó: 'Faltaría más'. Bárcenas fue abordado por varios periodistas tras salir de su domicilio en Madrid.

Antes de subirse en un taxi, explicó a los reporteros: 'Yo todas las declaraciones las hago siempre en sede judicial. Lo saben de estos últimos cuatro años. Y seguirá siendo así'. Así respondió para eludir contestar a los periodistas, y subrayar que sólo dará explicaciones ante el juez. El instructor del caso es el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Por otro lado, de la comisión rogatoria remitida por Suiza se deduce que el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas argumentó ante el banco suizo Dresdner Bank de Ginebra que era director general de La Moraleja, la sociedad que el también extesorero del PP Angel Sanchís tiene en Argentina dedicada a la producción de cítricos, según informó este martes Europa Press. Bárcenas dió una lista de sociedades en las que tenía responsabilidad después de que el banco amenazara con clausurar su cuenta si no aclaraba el origen de los fondos depositados.

Estos datos están reflejados en los correos electrónicos que se intercambiaron la representante de Bárcenas en Suiza, Agathe Stimoli y uno de los directivos del banco, Rouven Salzmann.

El intercambio de correos sobre este asunto se inicia en agosto de 2005 cuando el banco requiere más información sobre la procedencia de los fondos ya que la persona de la entidad que llevaba las cuentas de Bárcenas se ha ido del banco y no encuentran en la sede de Zurich los documentos que acreditan la procedencia de los fondos.

Después de varios intercambios de correos, el directivo del Dresdner Bank de Ginebra dice claramente a Agathe Stimoli, en un mensaje del 2 de septiembre, que su opinión es 'clara: queremos más información sobre los negocios del Señor L.B. y el origen de los depósitos (14 millones de euros) en nuestro banco'. Y para concluir el correo advierte a la representante de Bárcenas de que 'si no es capaz de aportar información adicional' podrían 'considerar el cierre de la cuenta'.

Unos días después, el ocho de septiembre, y según consta en una nota interna del banco, el cliente visita Ginebra y el empleado del banco le invita a desayunar. Durante el encuentro, explica que  y que le dijo que era diputado desde mayo de 2004, pero Bárcenas mostró su sorpresa por la petición de información, que sus saldos no tenían relación con esta reciente función en la política, ya que precisó que sólo era parlamentario y sin poder de decisión. En aquel momento, el extesorero se comprometió a aportar tanta información como le fuera posible sobre su patrimonio.

Tal y como se comprometió, su representante Agathe Stimoli comunicó al banco, el 14 de septiembre, que Bárcenas aceptaba dar la lista de las sociedades en las que trabajaba. Esta lista estaba encabezada por la sociedad 'La Moraleja, Compañía Agrícola Argentina', radicada en Buenos Aires y de la que afirmó ser Director General.

A esta sociedad le seguían en la lista: ACESA (Acción Editorial, Línea Costa); Gesmadrid (Sociedad Gestora de instituciones de Inversión Colectiva), de la que dijo ser director y consejero de fondos de inversión; Producciones Altea; Enercor 21, una sociedad de tratamiento de purines en Soria; Netcheck, empresa de 'Software Solutions'; Padel Set, sociedad de material deportivo e instalaciones deportivas, fabricación de raquetas de tenis, etc y Serena Digital, una empresa de producción de anuncios publicitarios.

Su representante ante el banco también afirmó que el cliente estaba consiguiendo ingresos sobre todo del negocio inmobiliario y la venta de arte. 'También ha invertido con dos socios varios millones de euros en un proyecto en Baqueira, en un complejo español de ski, para vender apartamientos y chalets de lujo después de construirlos, con amplios márgenes de beneficios', señalaba la comunicación a la entidad.

Agathe Stimoli añadía que su cliente estaba 'sorprendido y un poco disgustado' con la reciente actitud del banco de tratar de obtener más información sobre él y sus actividades profesionales, especialmente después de la salida del banco de la persona que le atendía.

Al parecer y a juzgar por las notas internas que siguieron a este incidente, el banco quedó satisfecho con las explicaciones y siguió la relación con Bárcenas, a quien visitaron en Madrid a finales de ese mismo mes para proponerle una diversificación de sus inversiones.