Público
Público

Luis Fabiano, la otra carta de Brasil para el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luis Fabiano, un ágil aunque algo pendenciero delantero centro que triunfa en España, será junto a Kaká la carta con la que el técnico Dunga buscará el sexto título de la selección de fútbol de Brasil en la Copa del Mundo de Sudáfrica.

A sus 29 años, el jugador del Sevilla disputará su primer Mundial, dado que el técnico Carlos Alberto Parreira no le convocó para Alemania 2006 pese a sus destacadas participaciones en torneos continentales e internacionales.

"Siento una gran determinación en la selección de hacerlo bien en Sudáfrica. La mayor parte de los jugadores nunca ganó un Mundial y estoy con muchas ganas", dijo Luis Fabiano sobre sus expectativas para el torneo que se jugará del 11 de junio al 11 de julio.

Luis Fabiano Clemente nació el 8 de noviembre de 1980 en Campinas, en el estado brasileño de Sao Paulo. Comenzó su carrera futbolística en 1998 en el club de su ciudad Ponte Preta, donde anotó 25 goles en 67 presentaciones.

Tras una decepcionante temporada en el club francés Rennes, el jugador fue fichado por el Sao Paulo de Brasil en 2001.

En 2002 se coronó goleador de la Serie A del Campeonato Brasileño, al año siguiente repitió la hazaña en el Campeonato Paulista, y en 2004 volvió a hacerlo en la Copa Libertadores.

Ese mismo año integró la selección de Brasil que ganó la Copa América de Perú venciendo en la final a Argentina por penaltis y fue traspasado al Oporto por 10 millones de euros.

Sin embargo, después de anotar tres goles en 22 actuaciones, el club portugués decidió venderle al Sevilla en 2005, donde tuvo un comienzo flojo aunque después se perfiló como una de sus principales figuras.

En 2006 y 2007, "Fabigol" ayudó al cuadro andaluz a conquistar la Copa UEFA y dos años más tarde su actuación fue fundamental en la conquista de Brasil de la Copa de las Confederaciones, destacándose como goleador del certamen y ganador de la Bota de Oro.

Luis Fabiano también tuvo una participación importante en la selección "verdeamarelha" durante la eliminatoria para Sudáfrica 2010, en la que marcó 9 goles en 11 partidos y terminó como segundo goleador, superado sólo por el chileno Humberto Suazo, que marcó 10 tantos.

"Debemos ser vistos como uno de los (equipos) favoritos, por nuestros resultados en los últimos años y por el respeto que tiene la gente por el fútbol brasileño", afirmó.

"Pero eso no quiere decir que vamos a ganar, pues el Mundial depende de varios factores", agregó.

En la eliminatoria fue especialmente relevante su actuación en un partido contra Perú en abril de 2009, en el que anotó dos goles en el triunfo 3-0 de su equipo.

La fuerza, juego aéreo y olfato goleador del número 9 de la selección brasileña despertaron el interés del Milán italiano, que realizó una oferta formal por el delantero centro el 4 de julio de 2009.

No obstante, las negociaciones no llegaron a buen puerto pues el club italiano no quiso desembolsar los 20 millones de euros que pedía el Sevilla por el pase de "O Fabuloso".

Los 118 goles que anotó Luis Fabiano en 160 partidos oficiales en el Sao Paulo siguen siendo un récord en la historia del club paulista.

PENDENCIERO

Durante sus años en el Sao Paulo, los goles de Luis Fabiano se vieron parcialmente empañados por la fama de pendenciero que se ganó a punta de riñas y expulsiones. En un partido entre el club paulista y el River Plate argentino en la Copa Sudamericana 2003 se armó una trifulca entre los jugadores y el brasileño golpeó a un rival en el cuello, por lo que fue castigado durante tres partidos.

Luis Fabiano está casado con Juliana Clemente, con quien tiene dos hijas.

En 2005 su madre fue secuestrada por hombres armados, pero fue rescatada por la policía 62 días más tarde.

Ahora, tendrá sobre su espalda la responsabilidad de que la selección deje atrás la pálida actuación del Mundial 2006 y vuelva a levantar la Copa.