Público
Público

Luis García rompe los gafes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Diez años después, el Espanyol volvió a ganar en su visita a Mallorca. Gracias a un solitario gol de Luis García desde el punto de penalti, que sirvió también para matar dos grandes gafes blanquiazules de esta temporada: marcar y puntuar fuera de casa. Los de Laudrup estuvieron a años luz de la imagen mostrada en el Camp Nou y cedieron los tres puntos.

Con un inicio de tanteo por parte de ambos conjuntos, fue el Espanyol, con Verdú a la cabeza, el que antes logró llevar el partido a su terreno para no soltarlo ya. Ni siquiera con un jugador menos, tras la rigurosísima expulsión de Osvaldo en la primera mitad.

Quizá la roja mostrada por Iglesias al delantero blanquiazul fue para compensar una anterior decisión polémica para los locales, en un penalti señalado sobre Luis García, que el mismo asturiano se encargó de transformar. Al Espanyol no le señalaban una pena máxima desde su último partido en Montjuïc. Otro gafe roto. Los de Laudrup, con superioridad numérica, nunca dieron sensación de peligro en su búsqueda por el empate. Sí la dio el Espanyol, que pudo acabar con una mayor ventaja.