Público
Público

Lula dice que Brasil "no puede volver al pasado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, destacó hoy el legado de sus ocho años de Gobierno, defendió el continuismo de su proyecto desarrollista y rechazó que el país vuelva "al pasado".

"En el siglo XX, Brasil desperdició grandes oportunidades porque otros países no creían que pudiera. Este país no puede volver al pasado", dijo Lula ante centenares de personas en la localidad de Catalão (Goiás, centro), en la inauguración simultánea de seis centrales hidroeléctricas en la región.

El gobernante presidió la inauguración de las seis centrales ubicadas en el estado de Goiás a través de una videoconferencia proyectada en una pantalla gigante, en la que aparecieron el resto de las autoridades que participaron en la ceremonia en las otras cinco ciudades implicadas.

"No todos los días se inauguran seis (centrales) hidroeléctricas. Algunos presidentes no inauguraron ni una", comentó el mandatario, en alusión al Gobierno del ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1994-2002), quien apoya al candidato opositor José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), en las elecciones del próximo día 31.

Lula no se guardó críticas a sus antecesores y lució el volumen de recursos que ha destinado su Gobierno al sector eléctrico, en torno a 50.000 millones de reales (unos 29.638 millones de dólares al cambio actual), gran parte de lo que recayó en la hidroelectricidad, según cifras del propio Lula.

Tras elogiar la buena marcha del país y su espíritu emprendedor, Lula hizo un llamamiento para que las empresas brasileñas inviertan en su propia nación ya que, según él, Brasil "está viviendo una época de oro".

Aunque en ningún momento nombró a Dilma Rousseff, la candidata presidencial del Partido de los Trabajadores (PT, en el poder), Lula instó a los presentes a no abandonar el "lado de la política" y a no dejar de luchar nunca por el progreso del país.

"Que acabe mi mandato no significa que deje de luchar por este país", concluyó Lula en un discurso lleno de referencias a su legado.

La abanderada del PT, a quien los sondeos dan como favorita en los comicios, ganó la primera vuelta de las elecciones, el pasado día 3, con el 46,9% de los votos, frente al 32,6% que alcanzó Serra.

El presidente llegó en helicóptero hasta un terreno próximo a la presa, que todavía no ha entrado en funcionamiento, y visitó las instalaciones mientras saludaba y bromeaba con los operarios de la central.

Serra de Facão, la mayor de las seis centrales inauguradas hoy, tiene una caída de agua de 90 metros, puede producir una corriente de hasta 210 megavatios y ha tenido una inversión de 1.063 millones de reales (unos 630 millones de dólares).