Público
Público

Luxemburgo levantará el secreto bancario en 2015

El Presidente luxemburgés ha explicado que la decisión sigue una tendencia global y permitirá el intercambio automático de información sobre cuentas de residentes de otros Estados miembros con el fin de combatir la ev

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luxemburgo compartirá información con el resto de la Unión Europea sobre titulares de cuentas bancarias de la UE en su territorio a partir del 1 de enero de 2015, ha comunicado este miércoles su primer ministro, marcando un cambio importante en su política de secreto bancario.

La iniciativa equipararía a Luxemburgo con el resto de países de la UE excepto Austria a la hora de compartir este tipo de información y sigue a las presiones de Alemania y la Comisión Europea sobre el asunto, que según dicen pueden ayudar a combatir la evasión fiscal. 'Podemos, sin grandes daños, introducir el intercambio automático de información a partir del 1 de enero de 2015', ha informado el primer ministro, Jean-Claude Juncker, en su discurso sobre el estado de la nación ante el Parlamento. Luxemburgo insiste en que respeta todos los estándares internacionales en materia de lucha contra el blanqueo de dinero y el fraude y la evasión fiscal.

El Ejecutivo comunitario 'celebra calurosamente el anuncio del primer ministro Juncker de que Luxemburgo está dispuesto a avanzar hacia el intercambio automático de información', según ha dicho la portavoz de Fiscalidad, Emer Traynor.

'Seguimos un movimiento global (...) no estamos cediendo a la presión alemana', apuntó el dirigente y agregó que 25 países de la UE, así como Estados Unidos, querían ese intercambio de información. La iniciativa pone fin a décadas de secreto bancario en Luxemburgo, que ayudaron al país a establecerse como lo que ahora es uno de los mayores centros financieros de Europa y donde sus ciudadanos son los más pudientes de la región. Luxemburgo tiene el mayor sector bancario de la UE, en relación al tamaño de su economía.

'No podemos negar a los europeos todo lo que tendremos que conceder a los estadounidenses en un tratado bilateral', ha declarado Juncker. Una vez que Luxemburgo adopte la ley, significará el intercambio automático de datos sobre ciudadanos de la UE que tienen cuentas bancarias en Luxemburgo, con el objetivo de combatir la evasión de impuestos. 'Si cambiamos de posición no es por la presión de nuestros socios europeos (...) sino porque los americanos no nos dejan otra opción. Los americanos sólo hacen negocios financieros con los países que aceptan el intercambio automático', ha señalado.

No se aplicará a compañías extranjeras basadas en el país, que es una sede popular de las corporaciones importantes. España, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido enviaron este martes una carta en la que pedían a todos sus socios que aplicaran el intercambio automático de información.

Luxemburgo y Austria son los únicos Estados miembros de la UE que mantienen el secreto bancario, pero durante las últimas semanas han visto aumentar la presión para suprimirlo, en particular tras el rescate de Chipre, que fue acusado de blanqueo de dinero. Por lo tanto, el anuncio deja a Austria como el único país que no se adhiere a esta directiva de la UE. El ministro austriaco de Finanzas dijo esta semana que 'lucharía como un león' para defender el régimen de secreto bancario del país, pero el canciller austriaco ha indicado que el cambio podría tener que venir, dado el hecho de que todos los demás estados de la UE lo secundan. Su ministra de Economía, Maria Fekter, del partido conservador que forma parte también de la coalición de gobierno, ha descartado esta posibilidad.