Público
Público

Luz Casal propone un viaje a las mejores décadas del bolero en su nuevo disco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace 18 años, cuando grabó la canción "Piensa en mí" para la banda sonora de la película de Pedro Almodóvar "Tacones lejanos", Luz Casal descubrió el bolero, un estilo al que hasta ese momento no había prestado atención y al que ahora dedica su nuevo disco, "La pasión".

Este disco, que sale esta semana al mercado, es el segundo trabajo discográfico que Luz Casal publica tras superar el cáncer que la tuvo alejada de la música durante un año, una dura época que la cantante, que ahora se siente "estupenda", ha dejado atrás sin miramientos.

"Componer y cantar sobre la debilidad que me provocaba la enfermedad no me parecía ético. Me parece más importante que la gente piense '¡Joder qué tía, qué cojones le ha echado!', que ir por ahí diciendo '¡Ay cómo he sufrido!'. Es un rollo que no va conmigo", explica la artista en una entrevista con EFE.

Tras retomar su carrera en el 2007 con "Vida tóxica", Luz Casal vuelve ahora con una cuenta pendiente que tenía con la música desde que en 1991 grabara "Piensa en mí" para la película de Almodóvar, un tema que se convirtió en un éxito instantáneo.

Fue entonces cuando el bolero entró a saco en la vida de esta rockera sin avisar ni pedir permiso. "Había algo natural en esas canciones. Se me encendió la luz", recuerda la cantante, que, pese a las constantes presiones al respecto, se mantuvo firme en su idea de que sólo haría un disco dedicado a este género cuando se sintiera capaz "y con ganas".

Ese momento llegó cuando aún se encontraba "parada por la enfermedad" y, volvió a mostrar su fortaleza, preparando "La pasión", un álbum de once canciones en el que rinde "homenaje" a grandes figuras del bolero como René Touzet, Carlos Eleta, Francisco Flores, Julio Rodríguez o María Elena Walsh.

En este disco, que publica mañana, Luz Casal propone un viaje por las décadas de los 40, 50 y 60 del siglo pasado, "las más importantes del bolero", con unas letras "muy explícitas" que tratan sobre "expresión de sentimientos" y se plasman en piezas como "Alma mía", "Historia de un amor", "Cenizas", "Qué quieres tú de mí" o "Como la cigarra".

"Estas canciones se asocian a un estilo añejo y pasado, y eso me parece una estupidez, porque son bellísimas", proclama sobre un proyecto "arriesgado" que le exponía a posibles comentarios del tipo "Ya no es lo que era" o "Mira la rockera, ahora cantando boleros".

Tras una "larga" selección, en la que encontró "centenares de canciones" donde creía que sólo hallaría "unas pocas", la intérprete se rodeó de "percusionistas experimentados que conocieran esas canciones" en Los Ángeles: "elegí esa ciudad porque muchos de los artistas del disco trabajaron en películas de Hollywood".

Apenas cuatro días necesitó para grabar su duodécimo trabajo: "cuando tienes un buen material, es más fácil que el resultado también lo sea. Hacer un disco bueno con malas canciones es jodido, muy jodido, aunque seas el mejor y tengas al mejor guitarrista del mundo", declara la cantante.

Como broche de oro al nacimiento de "La pasión", y en un reconocimiento que le provoca "muchísima ilusión", Luz Casal recibirá la Medalla de las Artes y las Letras de Francia, la máxima distinción del país galo en el campo literario y artístico.

"Tengo mucha suerte. Hay centenares de cantantes franceses, anglosajones o africanos, y que me lo den a mí...", apunta esta mujer que, a sus 50 años, deberá tener "un poquito de control ese día" ya que a veces se pone "como un flan".