Público
Público

M Clan amplifica "el sonido soul" en su nuevo disco, "Para no ver el final"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rockeros de referencia en el panorama musical español, M Clan profundiza en los senderos de la música negra con su noveno disco de estudio, "Para no ver el final", un compendio de diez piezas que respiran soul y blues por cada uno de sus poros.

"Yo siempre pienso en M Clan como si fuera un amplificador con muchos botones: el principal corresponde al rock, y luego hay otros en los que pone 'pop', 'country', 'blues'... Nos gusta jugar con todos esos botones y, para este disco, hemos amplificado el del soul", explica a Efe el cantante Carlos Tarque.

No vacila Tarque en definir a su grupo como una apuesta por "música antigua y que mira hacia atrás", aunque también proclama que "el rock, el blues o el soul son estilos atemporales". "Todo lo que se hace hoy ya se ha hecho antes; más allá de las canciones, no tenemos una pretensión de crear algo novedoso", afirma.

"Calle sin luz", "Basta de blues", "Hasta que se acostumbre a la oscuridad" o "Carrusel" son algunas de las composiciones registradas en "Para no ver el final" (Warner), un trabajo "oscurillo" y que se divide en "dos almas muy distintas: la noche y las emociones".

"Estas canciones son algo más profundas, porque la noche también es más profunda. Lo deja claro la portada, con ese toque de hora de cierre, como el 'Closing time' de Tom Waits. Hay oscuridad y dramatismo, y luego dos o tres temas luminosos, como 'Gracias por los días que vendrán", detalla Tarque.

El afamado Carlos Raya, colaborador habitual del grupo desde 2002, ha sido el encargado de producir las nuevas composiciones de M Clan. "Es amigo, productor, músico, compositor y, en definitiva, un miembro más de M Clan. Nos asegura la consecución de nuestro objetivo, que es hacer buena música", le piropea Tarque.

Tras un par de álbumes caracterizados por sonidos más suaves, M Clan ha dado una vuelta de tuerca a la instrumentación de su nuevo trabajo discográfico, que destaca por guitarras bien afiladas, una batería muy potente y, como nota refrescante, una sugerente sección de metales.

"Hemos jugueteado con otros estilos durante una temporada. Necesitábamos hacer cosas con más carga pop, y creo que variar de vez en cuando es necesario para poder verlo todo con otra perspectiva. El pop es menos visceral y más elaborado que el rock, pero por ahí también se mueve M Clan", defiende Tarque.

Trompetas, saxofones y trombones han encontrado su espacio en las flamantes canciones del conjunto murciano, que ha otorgado "un peso específico" a los instrumentos de viento. "No queríamos unos meros arreglos, sino que los metales fueran importantes de verdad en el desarrollo de las melodías", expone el cantante.

A pesar de las interpretaciones que el título pueda suscitar, "Para no ver el final" no debe interpretarse como una despedida de M Clan. "Los cambios que ha habido en la formación del grupo son los que han permitido que no se vea el final", proclama Tarque.

"De los miembros originales sólo quedamos Ricardo y yo, que al fin y al cabo somos los que siempre han movido la banda", resalta el artista en referencia a las salidas del batería Juan Antonio Otero, el bajista Pascual Saura y el teclista Alejandro Climent.