Público
Público

Maalouf dice que "la inversión en cultura es una inversión en paz cívica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor libanés Maalouf ha dejado la ficción de lado para reflexionar sobre lo que él denomina el "desajuste de suprema envergadura" que sufre el mundo hoy. "Existe una necesidad de universalizar los valores éticos, porque están yendo hacia atrás", dice.

Así se ha expresado hoy Maalouf (Beirut, 1949), el autor de "León el africano", narrador y ensayista francófono y una de las voces más importantes de la literatura árabe, en la presentación de su último libro, "El desajuste del mundo. Cuando nuestras civilizaciones se agotan", editado por Alianza.

Un ensayo que comienza con estas palabras: "Hemos entrado en este siglo sin brújula", en el que pone la voz de alarma en el desgaste ético y cultural que sufre el mundo hoy y donde reconoce que "Occidente, que ha sido el que ha ido aportando estos valores, ha fracasado en su universalización".

Las dos ideas que emergen de este ensayo son: "la universalidad de los valores y el respeto a la diversidad de las culturas", ha precisado.

"En el libro, que es un diagnóstico de la situación del mundo, reconozco que los valores esenciales tienen que ser comunes y que no dependan de si estamos en Europa o Asia. Todos tienen la misma dignidad. No porque carezcan de sistema democrático van a ser diferentes", ha añadido Maalouf.

Para él hay unos valores esenciales que no se pueden transgredir, como la diversidad de las lenguas. "En los idiomas todas las personas tienen su dignidad y, si estas diferencias culturales no se respetan, pueden venir acciones más violentas. Necesitamos conocer la cultura de los demás para que existan la armonía y la paz social", ha afirmado.

No obstante, el autor ha dejado claro que antes que nada está "el respeto a las personas por encima de las tradiciones", en referencia a las situaciones de las mujeres en familias de emigrantes.

En opinión de Maalouf, que se exilió en Francia en 1975 cuando estalló la guerra de Líbano, "hay que volver a pensar el mundo dando primacía a la cultura. La construcción de Europa sin cultura no existirá. Si no se le da prioridad a la cultura, irá para atrás. La inversión en cultura es una inversión en paz cívica" ha añadido.

Amin Maalouf, que posee numerosos premios, entre ellos el Goncourt o el Maison de Presse, considera también que la mayoría de los problemas vienen de los problemas sin resolver de Oriente Medio.

"Creo que estos problemas y desajustes vienen del agotamiento simultáneo de dos modelos sociales, del mundo occidental y del mundo árabe. El discurso de Obama, el pasado 4 de junio en El Cairo, insistiendo en la necesidad de que coexistan un estado israelí y otro palestino, fue excelente -ha dicho el escritor-, pero hoy estoy impaciente y desilusionado por no producirse avances, y creo que se están dando vueltas en círculo".

Es necesario "un proyecto que deje de envenenar las relaciones entre Occidente y el mundo árabe. Si esto no se resuelve, no se podrá abolir la desconfianza entre esas dos partes del mundo y no se solucionarán los temas en Irak o Irán. Veo un proyecto de paz en el que haya espacio para todo el mundo, pero tiene que haber voluntad, ha añadido.

El autor de "Samarkanda" o "Los jardines de luz" también sostiene que el mundo árabe se encuentra en plena "regresión", y apunta como una de las causas el que "sus dirigentes actuales han perdido la credibilidad ante los ojos del pueblo y no inspiran confianza".

"La situación en el mundo árabe contribuye a cierta regresión en el resto del mundo. Si conseguimos que se reanude su avance, ello puede tener repercusiones en el mundo entero", considera Maalouf.-