Público
Público

"Los machistas suelen ser despojos sin nada en la cabeza"

Músicos de ambos sexos analizan para 'Público' si existe machismo aún en la música

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro mujeres, tres de ellas morenas y una rubia, todas ellas despampanantes, descansan prácticamente desnudas sobre una cama mientras se contonean y se deslizan sobre una sábana roja. Nos lanzan miradas provocativas y se acarician como si no hubiera mañana. Por sus gestos, parece que están pasando calor, mucho calor. Sin ninguna razón aparente se abalanzan sobre un hombre con traje, calvo y con gafas de sol. No estamos en la mansión de Huff Hefner, dueño de Play Boy, sino viendo uno de los videoclips de Pitbull, una de los cantantes con más éxito comercial de los últimos tiempos en la escena latina.

A juzgar por este tipo de videoclips, que inundan las teles musicales de sexo y lencería, podríamos concluir que la utilización de la mujer como objeto en el negocio de la música está todavía muy presente, sobre todo en ciertos géneros musicales. Al margen de este hecho, y en pleno siglo XXI, ¿existe todavía machismo hacia las mujeres que forman parte de la industria musical? 'Creo que en España cada vez se valora más el talento que el escote o la bragueta', dice el rapero Sharif

'El mundo de la música no es un mundo aparte del cotidiano, si la sociedad es machista en general, dentro de la industria también lo es, desde luego', asegura el rapero El Chojin, al ser preguntado por el tema. Coincide con su compañero de rimas Sharif : 'Si he de centrarme en el panorama musical nacional, independientemente del género del que se trate, creo que por fortuna, cada vez ocurre menos. Por suerte, creo que en España cada vez se valora más el talento que el escote o la bragueta, que también se ha dado el caso', explica optimista. La tendencia apuntada por Sharif parece ser positiva, y no es el único en observarla: 'En general la música logra estar por encima de eso, excepto en géneros como el rap o el reggeatón, donde no solo el machismo es constante si no que se presume de ello', añade Carlos Sadness, músico y peculiar cantante de la nueva hornada, conocido entre otras cosas por protagonizar una importante campaña para una marca de cerveza junto al británico Jamie Cullum. 'Creo que sí existe el sexismo en el mainstream, ya que hay productos musicales enfocados a chicos o a chicas, basados en cosas muy superficiales', reflexiona. Tote King, por el contrario, no se ha encontrado en su carrera musical con ningún comportamiento de este tipo. 'Yo no me he encontrado con machismo, al menos en mi género. De hecho dentro del hip-hop, mi amiga y compañera Mala Rodríguez ha conseguido más que la mayoría de nosotros haciendo siempre la música que ella quería', explica. 'Mala Rodríguez ha conseguido más que la mayoría de nosotros haciendo siempre la música que ella quería', dice Tote King

'Cuando empecé sí que recuerdo algún comentario desafortunado de algún dinosaurio de la vieja escuela, cuenta Dolo Beltrán, cantante al frente del grupo Pastora. 'Escribí una canción para desahogarme, Los bichos, en el disco La vida moderna, revela. 'Barreras uno siempre se va a encontrar, al menos para mí van más allá de si soy mujer o no lo soy', contrapone la cantante mexicana Natalia Lafourcade. 'Las barreras están y uno pasa a través de ellas. Las barreras las pone uno mismo', analiza. 'Ahorita en México la mujer está tomando un papel muy fuerte, desde mi percepción, más fuerte que antes. Yo me imagino que a Julieta -Venegas - o a Ely Guerra les debe haber costado más trabajo porque ellas picaron piedra en las escena del rock o en el alternativo', asegura la cantante mexicana. 'Recuerdo algún comentario desafortunado de algún dinosaurio de la vieja escuela', dice Dolo Beltrán

Las etiquetas suelen ser un recurso socorrido por parte de la prensa y público para catalogar un elemento tan subjetivo y abstracto como es la música. En el caso de las mujeres, parece estar mucho más presente. 'Es verdad que por ser mujer, por cantar bien y por ser mona sí que me han juzgado o han pensado: ‘no molara lo que hace. Como canta bien y sonríe será una mierda'. Eso lo he vivido y también me ha dado igual. Quien quiera profundizar verá que hay algo o que no hay nada y no le interesará y punto', explicaba en una entrevista la cantante jinense Zahara para ‘Con la música a otra parte'. 'A la mujer dentro de la música se le demanda siempre el mismo rol, es decir, vocalista, dulce y que habla de amor en los textos', suma El Chojin. 'No conozco grupos en los que haya una mujer al bajo y otra a la batería simplemente como parte de la banda. Los músicos siempre son hombres', zanja. Lo cierto es que si uno analiza las formaciones de las principales bandas, la mayoría de mujeres ocupan el rol de cantantes, aunque hay excepciones como los casos de bandas como Rufus T FireFly, donde sí hay mujeres instrumentistas. 'Ahorita en México la mujer está tomando un papel muy fuerte', dice Natalia Lafourcade

De las etiquetas, no obstante no se salva nadie: 'Yo como chico no lo he notado tanto. No es tanto el físico como tu aspecto. Nos catalogan mucho por la ropa o el peinado', explica Carlos Sadness. Para ellas, advierten, el físico resulta mucho más determinante. 'Es evidente que el físico para ellas termina siendo mucho más importante que para nosotros. Una mujer atractiva tendrá muchas más posibilidades de triunfar que otra que no lo sea y para apoyar mis palabras basta con ver las listas de éxitos. No todas, pero la inmensa mayoría de las mujeres que triunfan en la música son mujeres guapas, y dependiendo del mercado (en el estadounidense, por ejemplo) aparecen en sus videos con la mínima cantidad de ropa posible. Con los hombres no ocurre igual', denuncia El Chojin.

'A la mujer dentro de la música se le demanda siempre el mismo rol, es decir, vocalista, dulce y que habla de amor', dice El Chojin

Además, si tenemos en cuenta el número, vemos que la música sigue siendo un terreno dominado por los hombres, aunque cada vez menos. 'A mí me repugna el hecho de que viendo lo mal que lo llevan haciendo los hombres en cargos importantes durante todos estos años no tengamos mujeres como alternativa. Es penoso', lamenta Tote King. 'Eso es curioso, porque luego gran parte del público activo y que compra discos son chicas. Eso me lleva a pensar si tal vez, cambiarían las cosas si las chicas estuvieran más presentes en el proceso', replica Carlos Sadness. 'La música sigue siendo un mundo de hombres, aunque cada vez menos. Tenemos jefa de producto, de marketing... poco a poco se ven más altos cargos femeninos, aunque pocas instrumentistas', explican los chicos de Melocos a través del correo electrónico. Sharif en este aspecto no se muestra optimista del todo: 'Espero que en el futuro las personas seamos inteligentes en este tema y terminemos por hacer que la igualdad sea plena. Pero si soy sincero, lo veo difícil; algo grande y profundo tendría que cambiar en la sociedad, porque de momento lo que rige los azares del mundo es el dinero, y el sexismo vende. Está en nuestras manos cambiarlo' culmina.

El machismo también ha estado presente en las propias letras de las canciones, incluso en grandes clásicos de la música. 'Hoy al verla envilecida y a otros brazos entregada, fue para mí una puñalada y de celos me cegué, y le juro, todavía no consigo convencerme como pude contenerme y ahí nomás no la maté. Tomo y obligo, mándese un trago; de las mujeres mejor no hay que hablar, todas, amigo, dan muy mal pago y hoy mi experiencia lo puede afirmar. Siga un consejo, no se enamore y si una vuelta le toca hocicar, fuerza, canejo, sufra y no llore que un hombre macho no debe llorar'. Esta es la letra de una de las canciones de Carlos Gardel, titulada Tomo y obligo. Basta hacer un recorrido por algunos de los clásicos de diferentes géneros para encontrar coletazos machistas de este calibre. 'Si de pequeño te educan como a un pitbull  para que muerdas acabarás mordiendo', alerta Tote King

Ni que decir de las ‘joyas' que actualmente se pueden encontrar en géneros como el reggaetón o algunos ritmos latinos, entre otros géneros. 'Los letristas debemos entender que nuestro mensaje no depende exclusivamente de lo que nosotros pretendemos comunicar, lo que crea el otro al escucharnos es igual de importante, de modo que estamos en la obligación de redoblar esfuerzos para ser los menos ambiguos posible. En lo personal tengo mucho cuidado al tocar el tema de la mujer en mis letras porque creo que se lo merecen', explica El Chojin. 'Siempre he escrito tranquilo porque yo no soy machista, es imposible que me preocupe de algo así, sería tan absurdo como preocuparme por escribir algo de derechas, es imposible por la educación que he recibido y por mi nivel intelectual, la gente machista y de derechas suelen ser despojos sin nada en la cabeza', añade Tote King. 'A mí me da vergüenza escuchar ciertas cosas en canciones que están en la radio. Más bien he visto como en el hip-hop me decían maricón por no ser más cañero con el género femenino', revela Carlos Sadness. 'En nuestra canción Imposible, la cual sacamos como single, contenía la frase ‘me dan ganas de matarte cuando ya tienes bastante'. Nosotros no tuvimos ningún miedo, teníamos claro que lo que reflejaba la expresión, era un sentimiento de impotencia, pero hubo gente que en un primer momento se alarmó. Esto sigue pasando, que se entiendan las cosas mal por lo complicado del tema, explican los intengrantes de la banda Melocos. Dolo Beltrán, de Pastora, asegura no detectar 'nada' machista en la música española actual: 'Recuerdo una canción que decía ‘búscate a un hombre que te quiera, que te tenga llenita la nevera'. Me pareció una frase muy de abuela, de antaño', comenta la cantante.

Ante tales circunstancias, la pregunta sería cómo hacer frente al machismo desde la propia música. 'Si desde pequeño te educan como a un pitbull para que muerdas acabarás mordiendo. Si desde pequeño a la hora de comer has escuchado a tu familia hacer comentarios o entender la vida de manera machista estás bastante condicionado y acabarás siendo un animalito. Todos los problemas de este tipo son de educación', explica Tote King. 'Todos tenemos en la cabeza aquella canción de Bebe, ‘Malo', que fue un éxito. Un ejemplo de que no todo es negro y de que la música puede ser portadora de cualquier mensaje. La manera no es acabar con el machismo en la música sino en la sociedad, y dejará de existir en cualquier lugar', explican Melocos. 'Lo importante es que las mujeres que están haciendo lo que estén haciendo van para adelante, no hay mejor manera que solamente hacer las cosas. No importa si eres mujer o eres hombre. Si tienes algo que expresar vale la pena muchísimo hacerlo. Hoy en día es muy importante expresar lo que sea. Hay que hacer cosas, compartir el arte, hay que estar generando cosas porque eso le hace bien a la gente, al universo y a nuestro entorno. Yo como mujer, independientemente de si hay machismo, he hecho lo que más amo que es esto y no me ha importado nada lo que suceda luego', culmina Natalia Lafourcade.