Público
Público

Madonna se acordará de Jackson

Esta noche arranca en Barcelona la gira de la reina del pop con claras referencias y homenajes al cantante recién fallecido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es muy posible que el pase del Moonwalk vuelva al escenario de la monarquía pop esta misma noche. Será en el Estadi Olímpic de Barcelona y lo bailará un invocador deJacko mientras suene el viejo hit de Madonna, Holyday. El pasado 4 de Julio arrancó en Londres la gira Stickynsweet y Madonna decidió incrustarle a la canción fragmentos de Beat It y Wanna be startinsomething, en una maniobra de homenaje a Michael Jackson que se ha consolidado en los conciertos posteriores.

A la ambición rubia le basta hoy con usar una parte de su astucia para revalidar su trono. Quizás le haya llegado también la hora del cambio de rasante (su último disco no es la octava maravilla), pero su descenso no llegará a declive porque Madonna sabe cómo manejar su carrera. Su último gran acto pop fue pujar cual Florentino Pérez por un sample de Abba al que nadie más podía acceder: armó otro superéxito mundial. ¿Le quedan conejos en la chistera a laCiccione? ¿Se convertirá el pop universal en república? Sea como sea, Michael Jackson y Madonna habrán legado dos modelos distintos de sentarse en el

Nacieron con 13 días de diferencia, a 450 kilómetros de distancia. Madonna publicaba su primer álbum cuando Jackson conquistó el mundo con Thriller. Él ya arrastraba una biografía pública, ella debutaba. Con el mecenazgo de Quince Jones, Jackson vendió 50 millones de copias. Un año después, Madonna despachó la mitad con Like a virgin. Él es el rey por talento; ella, la reina por inteligencia. Madonna sabe calcular, Jacko el A-B-C.

Madonna ha sido un demiurgo del show business. No fue nunca una mente creadora, pero sí la que mejor hasabido propulsar la idea del pop hacia todas partes. Y eso significa industria.

Ha sido Marilyn Monroe, Mae West, Evita Perón, cowgirl, guerrillera, hipersexual y disco-roller. Michael Jackson ejerció de sí mismo. Más que el diseño de producción de un personaje, su plan de ser Peter Pan parecía un trastorno psicológico. Él era un cuasimodo al que las cámaras les costaba ya digerir. Madonna sigue atractiva a los 50 años de edad.

Jackson conquistó los cinco continentes. No había pasado nunca en la historia del pop. Luego cedió el control. Madonna siempre ha tenido la paellera agarrada por el mango. Ni Jackson ni sus asesores supieron manejar la popularidad extrema. Su imagen pública se movía por una franja muy frágil: mientras sus excentricidades alimentasen a una estrella ultraterrenal, el marketing salía bien parado.

Pero en cuanto se conjugó perniciosamente su filia por la infancia y tuvo que sentarse en el banquillo de los acusados, la prensa y parte de su público dejaron de apoyarle. Jacko fue víctima de los entresijos del amarillismo; Madonna contaba con ellos. Ha utilizado la fuerza centrípeta del cuché para disparar munición. A Jackson los escándalos le llovían. Madonna, en cambio, los lanzaba.

Sus controversias no tuvieron un impacto negativo. Bailar ante una cruz en llamas, simular una masturbación en directo o morrearse con Britney Spears en la ceremonia de unos premios, le han dejado un rédito a favor. El pecho descubierto de La Toya fue más castigado.

El estado financiero de la reina del pop no ha sido noticia más que en la revistaForbes. Jackson, en cambio, era manirroto. Por inocencia e imposibilidad de tomar sus riendas; por inconsciencia y víctima de una explotación infantil que tuvo en el papel de verdugo a su figura paterna, la de Jackson habrá sido a ojos del mundo la historia de un rey ciego, víctima de la soledad de su atalaya.

Madonna está ahí porque ha tenido vista, olfato, gusto, e incluso tacto. No parece que vaya a caer bajo. Se quedará, eso sí, sin la epopeya vital típica de la iconografía de la cultura occidental: Elvis, Marilyn, Sinatra, Michael Jackson.

‘Like a virgin’
Salió de una tarta vestida de novia virgen y emuló a Marilyn por el derecho a ser chica objeto en un mundo materialista. Mucho morro para la época. Poco después, ‘Papa don’t preach’ enfureció a los antiabortistas.

‘Like a prayer’
Juan Pablo II desaconsejó a sus fans católicos que fueran a verla. Tanto en la película ‘Who’s that girl’, como en la ‘Blonde Ambition Tour’. Madonna besó a un Cristo negro y danzó ante cruces ardiendo en ‘Like a prayer’.

Sex y Erótica
Rozó los límites del soft-core con el vídeo ‘Justify My Love’ y ejerció de Mistress Dita, posando desnuda para su libro ‘Sex’. Lesbianismo, sado-masoquismo e incitación al sexo grupal.

Madonna vs. George Bush
El clip de American Life fue la granada que le lanzó a Bush. La guerra en la pasarela. Se estrenó en todos los informativos americanos, lo prohibieron, pidió perdón y estrenó el censurado 24 horas más tarde. Le han insultado en directo varias veces.

Vida privada
Su adopción en Malawi de David Wanda estuvo llena de irregularidades legales. La ley estima que hay que vivir 18 meses en el país para hacer efectiva una adopción. Madonna y Ritchie se saltaron el escollo.

‘Evita’
En Buenos Aires también montó revuelo. El arzobispo protestó porque fuera precisamente Madonna quien encarnara a Evita Perón en el biopic ‘Evita’. Ganó un globo de Oro y Óscar para la canción ‘You must love me’.

El pico con Britney y Cristina
En la ceremonia de los premios MTV de 2003 Madonna, Britney Spears y Cristina Aguilera protagonizaron el momento picante de la noche con un provocador morreo a tres bandas.