Público
Público

Madonna trae a Zaragoza un show que mueve a 1.500 personas y un millón de vatios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madonna cerrará hoy en Zaragoza su mini-gira española, incluida en el "Sticky&Sweet Tour 2009", después de actuar en Barcelona y Madrid, con un espectáculo concebido como un "viaje musical" que mueve a su alrededor a más de 1.500 personas y utiliza un millón de vatios, entre luz y sonido.

La gira de Madonna funciona con cinco escenarios simultáneamente y en Zaragoza se montará el que se utilizó en el concierto de San Siro (Italia) del pasado 14 de julio.

Éste se divide en tres: uno principal de 90 metros de ancho y 50 de profundidad encabezado por dos grandes letras "M" cubiertas de polvo de cristal de Svarowsky y una pasarela móvil y un escenario secundario, ambos móviles.

La "reina del pop" se sirve de siete pantallas de vídeo móviles, otras dos en las alas laterales y dos pantallas circulares, en las que se podrá ver a grandes artistas con los que Madonna hace "duetos interactivos".

Apoyada por dieciséis bailarines, doce músicos y ocho cambios de vestuario, Madonna ofrece en "Sticky&Sweet" un viaje musical dividido en cuatro secciones: "Pimp", inspirado en la decoración de los años 20 con un estilo de "gánster moderno"; "Old School", que rescata la estética del Manhattan de los 80; "Gipsy", que se basa en la música y bailes de folk rumanos, y "Rave", que figura con una ambientación "chispeante y deportiva".

Quinientas personas acompañan a la artista, a los que se suman otras tantas de organización, pertenecientes a empresas de servicios de Zaragoza contratados por la promotora, y otras quinientas en dispositivos de seguridad, entre Bomberos, Protección Civil, Cruz Roja, Policía Local, Guardia Civil, agentes de seguridad privada y voluntarios.