Público
Público

Madonna viaja a Malaui para adoptar a una niña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantante pop estadounidense Madonna compareció el lunes ante un tribunal de Malaui para tratar de adoptar por segunda vez en el país africano, en este caso a una niña llamada Mercy James, un intento que podría enfrentarse a la oposición de grupos locales.

Algunas voces críticas habían acusado a las autoridades de dar a una de las cantantes más famosas del mundo un trato especial cuando adoptó a su hijo malauí David Banda, y grupos de la sociedad civil del país dicen que prevén oponerse a la adopción de Mercy.

Madonna compareció ante el tribunal con un vestido negro y gafas de sol. No habló a los periodistas después de el Alto Tribunal aplazara el caso.

"Se ha levantado la sesión hasta el viernes 3 de abril para que el juez tome su decisión", dijo el secretario judicial Thomson Ligowe a Reuters.

Uno de los abogados de Madonna dijo a las puertas del tribunal que la artista había pedido que le otorgaran una adopción temporal de unos 18 meses de Mercy, que tiene cuatro años.

El diario local Nation citó este mes a Madonna, de 50 años, diciendo que amigos suyos de Malaui le habían dicho que David necesitaba un hermano o hermana.

Madonna, que inició el procedimiento de adopción en 2006, se llevó a David cuando tenía 13 meses después de que su padre le metiera en un orfanato tras la muerte de su esposa.

En su momento, algunos malauíes se opusieron a la adopción de David, acusando al Gobierno de ignorar las leyes que impiden que los no residentes en el país adopten niños. Los críticos dicen que la nueva adopción también violaría las leyes del país.

La cantante, que ha cautivado a millones de personas en todo el mundo con sus actuaciones y canciones como "Material Girl", "Like a Virgin" y "Papa Don't Preach", ha dicho que pese a la polémica, estaba encantada de estar implicada en un caso que podría facilitar más adopciones en Malaui, donde se estima que hay alrededor de un millón de huérfanos por el sida.

El domingo, Madonna visitó la zona donde su organización benéfica, Raising Malawi, prevé levantar un colegio multimillonario para niñas en la aldea de Chijota, a unos 12 kilómetros de Lilongüe.