Público
Público

La madre adoptiva de una niña robada dice al juez que no pagó por ella

Paula Calleja Bermejo ha ratificado ante la juez que Paloma, que interpuso una demanda para que se aclaren sus orígenes, no es su hija biológica, aunque la registró como tal, y que una monja le dio a la niña en la antigua ma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Paula Calleja Bermejo, la madre de una supuesta niña robada, Paloma Pérez Calleja, ha reconocido hoy ante una juez que Paloma no es su hija biológica, aunque está registrada como tal, y ha asegurado que una monja le dio a la recién nacida, pero no pagó por ella.

Así lo ha expresado Paloma Pérez Calleja después de que su madre prestara declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid, Mercedes Pérez Barrios, a raíz de la querella interpuesta por la supuesta niña robada para buscar la verdad sobre sus orígenes biológicos.

El abogado de la denunciante, David Serra, ha explicado que una lectura incorrecta de la citación judicial le llevó a pensar que era Paloma Pérez Calleja quien iba a declarar hoy ante la juez, pero solamente lo ha hecho su madre.

Calleja Bermejo ha ratificado ante la juez que Paloma no es su hija biológica, aunque la registró como tal, y que una monja le dio a la niña en la antigua maternidad de O'Donnell, pero no pagó por ella, según la denunciante.

Pérez Calleja ha precisado que su madre dio a luz una niña muerta el 3 de marzo de 1957 y ese mismo día una monja le dio una recién nacida (Paloma), a la que registró como su hija biológica una semana después, el 10 de marzo del mismo año.

"No dio ningún nombre. No se acuerda de las caras de las monjas", ha subrayado Pérez Calleja.

La supuesta niña robada, que no esperaba encontrarse con su madre en el Juzgado, ha asegurado que, al verla, se ha puesto a temblar y se ha echado a llorar.

"No me ha quedado otra solución que hacer esto", ha afirmado Pérez Calleja, quien primero planteó su caso ante la Fiscalía, que lo archivó, y el pasado 26 de marzo presentó una denuncia en los Juzgados de Plaza de Castilla, que ha sido admitida a trámite, por falsedad documental, detención ilegal y simulación de parto.

Ha detallado que cuando estaba a punto de cumplir los 47 años su madre le dijo durante una discusión que no pertenecía a su familia y eso la decidió a buscar documentación sobre su nacimiento.

Pérez Calleja ha manifestado que durante una conversación su madre le reconoció que no era su hija biológica y eso la decidió a emprender la "lucha" para saber la verdad sobre sus orígenes biológicos.

"Desgraciadamente, no tenemos ningún nombre", ha apuntado Pérez Calleja, quien ha mostrado su confianza en que la investigación judicial le permita averiguar quién es su madre.

"Creo que es lo menos que podrían hacer por mí porque salí de una maternidad de la Seguridad Social y nadie se preocupó de esa niña que salía medio muerta y clandestinamente", ha recalcado.

La juez ha solicitado una serie de diligencias para pedir documentación de archivos con el fin de ver las posibles coincidencias de mujeres que dieran a luz el día del nacimiento de Paloma Pérez Calleja.

Otra supuesta niña robada, Mabel Escuer, ha aseverado: "Somos la prueba viviente de que a las madres les robaban los hijos", tras destacar la importancia de que una mujer reconozca ante una juez que "usurpó una criatura y la registró como hija biológica".

Para apoyar a la denunciante, a las puertas de los Juzgados de la Plaza de Castilla, se han concentrado madres de la Asociación Sos Bebés Robados y de la Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (ANADIR), alguna con un cartel en el que se podía leer: "Busco hijo. Hospital de La Paz. Caso archivado".