Publicado: 13.11.2014 10:21 |Actualizado: 13.11.2014 10:21

La madre del niño hallado muerto en Oviedo confiesa que se enteró cuando la detuvieron

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los padres del bebé hallado muerto, según los primeros indicios a causa de una paliza, en las cercanías del apeadero de La Argañosa (Oviedo) han sido ya trasladados a dependencias del Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo, a la espera de quedar a disposición del juez.

Fuentes cercanas al caso han confirmado a Europa Press que la pareja ha salido a primera hora de este jueves de la comisaría de la Policía Nacional de Oviedo, en la que se encontraban retenidos desde el pasado martes, cuando fueron detenidos.

La pareja, ella de nacionalidad marroquí y de 21 años y él de origen español y de 33 años, fue arrestada en las inmediaciones de un parque público del barrio de Las Ventas, en León, como presuntos responsables de la muerte violenta del menor, cuyo cadáver fue encontrado en el interior de una maleta en las proximidades de la vía férrea con signos evidentes de maltrato.

La pareja llegó ayer el martes a las 23.00 horas a la Jefatura Superior de Policía de Oviedo pero no fueron interrogados en el momento, al argumentar que estaban "muy cansados" y también siguiendo la estrategia de su defensa jurídica.

Ayer, sí declararon y la madre se declaró inocente de la muerte del niño y aseguró en su declaración de más de tres horas en la Jefatura Superior de Policía de Oviedo que su pareja la tenía "totalmente engañada" desde que dejaron Asturias. La letrada ha incidido en que, en su testimonio, la detenida aseguró que su compañero sentimental, D.F., de 31 años y natural de Cambre (A Coruña), le dijo que el pequeño se encontraba con su familia y que en unos días volverían a verlo.

Asimismo, aseguró que su pareja, también detenido, le impidió ponerse en contacto con su familia y ver la televisión durante los días que permanecieron fuera de Asturias y que no supo del fallecimiento del niño hasta que no fue conducida a la Comisaría de León ante la negativa de su pareja a contestar a sus preguntas. Según la letrada, la detenida se mostró "abatida" durante el interrogatorio en el que, ha asegurado, lloraba cuando le mencionaban a su hijo.

Horas antes su pareja había declarado durante más de cuatro horas en dependencias policiales, "consternado" pero mostrando su disposición a colaborar con la justicia, según ha señalado el letrado de oficio que le asiste y que ha añadido que se había sometido al interrogatorio "destrozado, lloroso y apesadumbrado". El detenido, al que la Policía ha tomado una muestra de ADN, no ha rehusado ninguna pregunta formulada de los agentes que le interrogaban ni de su abogado defensor, según el mismo letrado.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo mantiene el secreto sobre la investigación después de que el pasado 3 de noviembre fuera encontrado el cadáver por operarios de mantenimiento que hacían labores de desbroce junto a las vías de tren y que localizaron el cuerpo entre la maleza en un envoltorio de telas del cual sobresalía un pequeño pie, junto a una maleta abierta y sin contenido.

La búsqueda de ambos se inició tras la identificación del cadáver en la autopsia, que reveló una muerte violenta por múltiples lesiones y se intensificó en León el pasado fin de semana ante las sospechas de que se encontraran en dicha ciudad.

El cerco policial establecido llevó al compañero sentimental de la madre del pequeño a avisar a primera hora de la tarde de ayer al 112 de su intención de entregarse, información que fue trasladada a la Policía, lo que dio como resultado la detención de ambos. El niño residía junto con su madre y la pareja de ésta en un piso de alquiler en la capital asturiana, adonde se habían desplazado recientemente desde la provincia de Málaga.