Público
Público

La madre de las mellizas suizas ayuda a los investigadores en Córcega

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La madre de las dos mellizas suizas de seis años desaparecidas hace dos semanas, la italiana Irina Lucidi, sobrevoló hoy parte de la isla francesa de Córcega en compañía de los investigadores que intentan encontrar a Alessia Livia, informan hoy los medios galos.

Según la emisora "France Info", el helicóptero sobrevoló localidades del sur de la isla, como Porto-Vecchio, y del este, como Pianottoli.

No se descarta que se realice otra batida sobre Macinaggio, lugar que la familia visitó en unas vacaciones en 2008, o Scala di Santa Regina, donde el testimonio de un bombero situó un coche Audi de color negro parecido al del padre, Matthias Schepp.

La madre de Alessia Livia había pedido que se siguiera buscando a sus hijas, a las que cree vivas a pesar de la carta que el padre le envió antes de suicidarse el pasado día 3 arrojándose a una vía de tren en la estación de Cerignola (Italia), en la que le decía que las niñas habían muerto.

"Querida mía, quería morir con mis hijas, pero no ha sido así. Seré el último en morir. Ya he hecho morir a las niñas. No han sufrido y ahora descansan en un lugar tranquilo", escribía.

A partir de ese documento, los investigadores consideraron la posibilidad de que el padre hubiera intoxicado a las niñas en el trayecto entre Marsella y Córcega y arrojado sus cuerpos al mar.

Los agentes intentan reconstruir el viaje de las niñas con su padre, que las recogió el pasado 29 de enero en Lausana (Suiza), donde vivían con su madre, para pasar con ellas el fin de semana, tomó un ferry dos días después entre Marsella y Propriano (Córcega) y se suicidó en Italia el día 3 de febrero.

Las pruebas de ADN y las declaraciones de varios testigos han confirmado que los tres estuvieron en el barco.

Sin embargo, aumentan los testimonios de quienes dicen haber visto a las niñas con vida después de la fecha de ese viaje, como el del dueño del bar de una gasolinera, que aseguró recordarles juntos el 2 de febrero en Ascoli Piceno, en el centro de Italia.

Además, una mujer dijo ver a las dos niñas el 1 de febrero en la localidad corsa de Propriano junto a su padre, que discutía con una mujer de entre 45 y 50 años a la que parecía conocer, por lo que otra pista abre la posibilidad de la participación de un cómplice.

Interpol ha calificado el caso de "prioritario", ha lanzado una alerta de búsqueda a sus 188 países miembros, ha difundido sus fotos en su página web y ha habilitado un teléfono de contacto (0041216448231) al que deben dirigirse quienes tengan información que pueda ayudar a los investigadores.