Público
Público

La madre de Sandra Palo culpa a los legisladores de la libertad de El Rafita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

María del Mar Bermúdez, la madre de la joven asesinada Sandra Palo, ha culpabilizado a "todos los que hicieron" la Ley del Menor de que uno de los asesinos de su hija, Rafael F.G., "El Rafita", cumpla mañana la pena de cuatro años de internamiento y tres de libertad vigilada a la que fue condenado.

En una entrevista concedida a Efe-Televisión, la madre de la víctima lamenta que "El Rafita", que hoy tiene 22 años, "se vaya de rositas y le dejen un expediente limpio en el que parece que es un niño bueno", algo de lo que, añade, "nadie" les advirtió.

Pese a que ya sabía que la puesta en libertad del joven se produciría mañana, María del Mar Bermúdez ha recibido la noticia como "una bomba de relojería", porque considera "irrisorias" las penas impuestas a los cuatro acusados por la muerte de Sandra Palo para los que, asegura, "han sido siempre unas vacaciones".

Fue el 17 de mayo de 2003 cuando "El Rafita", en compañía de otros dos menores y de un joven de 18 años, introdujeron en un coche a la víctima, de 22 años y que padecía una minusvalía psíquica, cuando esperaba el autobús y la condujeron hasta un descampado donde la violaron y atropellaron en repetidas ocasiones, para posteriormente prenderla fuego.

Los otros dos menores, que tenían 17 años, fueron condenados a la pena máxima que establecía la Ley del Menor -ocho años de internamiento y otros cinco de libertad vigilada-, mientras que a Francisco Javier Astorga, "El Malaguita", el único mayor de edad, se le impuso una condena de 64 años.

Para la familia de la joven, dice su madre, "El Rafita" siempre llevará "el nombre de asesino de Sandra Palo".

"Él es el culpable por haber sido el asesino, pero yo culpabilizo a todos los que hicieron esta ley que, más que modificar, se ha ido parcheando y ha permitido que todo esto esté sucediendo", asegura María del Mar, que advierte también "a todos los que dicen que está todo muy bien" y que la normativa funciona, "que esto mañana le pasará a otras familias".

Insiste en que "no es tan difícil" lo que propone, que en ningún caso pasa por la pena de muerte o la cadena perpetua, pero sí por que "se eleven las penas y no se queden en cuatro años".

"Esta persona -"El Rafita"- no está bien, no estaba reinsertado cuando salió en 2007 y sigue sin estarlo, y aún así le dejaron salir", critica la madre de Sandra Palo, que echa de menos "cada día" a su hija.