Público
Público

La madre de Sutiaguin dice a AI que éste se considera expulsado de Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La madre del científico ruso Ígor Sutiaguin, Svetlana Sutiaguina, ha dicho a Amnistía Internacional (AI) que su hijo, que cumplía condena en Rusia por espiar para el Reino Unido, ha sido obligado a aceptar ser parte de un canje por otros presuntos espías y considera su traslado al extranjero una "expulsión" de su país.

En un comunicado emitido hoy, la organización pro derechos humanos incluye la declaración de Sutiaguina y advierte de que cualquier acuerdo para la liberación del científico que le obligara a abandonar su tierra equivaldría a un exilio forzoso, lo que está prohibido en la legislación internacional.

Según las últimas informaciones, no confirmadas oficialmente, Sutiaguin ha sido trasladado a Austria y se espera que luego viaje a Londres para su eventual canje por una espía rusa detenida en Estados Unidos.

Svetlana Sutiaguina ha asegurado a AI que su hijo se opone a las condiciones del canje, pero que ha sido obligado a aceptarlo y a declararse culpable de los cargos de espionaje que hasta ahora había negado.

"Él entiende que al firmar una confesión de culpabilidad, pierde todas las oportunidades de un juicio justo, incluyendo una vista de su caso pendiente en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos", afirma la madre citada por Amnistía.

"Por eso me ha encargado que diga a todo el mundo que no es culpable", añade.

"Tuvo que firmar esta confesión porque no tenía ninguna otra opción. Ve su canje como una expulsión del país", subraya.

Por su parte, la directora del programa para Europa y Asia Central de AI, Nicola Duckworth, señaló que "si Ígor Sutiaguin se opone a este 'pacto' y ha tenido que aceptarlo bajo presión, ello podría suponer exilio forzoso".

"También le impedirá poder limpiar su nombre de los delitos por los que fue condenado en un nuevo juicio acorde con los estándares internacionales, así como el contacto con su familia y amigos", agregó.

Fuentes diplomáticas rusas han afirmado que Washington y Moscú han acordado un canje de espías que en unas 24 horas devolvería a Rusia a Anna Chapman, detenida en EEUU junto a otras nueve personas bajo sospecha de espiar para el Kremlin.

La inclusión de Sutiaguin en el supuesto canje parece extraña, pues siempre había negado los cargos de espionaje y no quería abandonar Rusia.

Según su abogada, el científico podría haber sido elegido por Estados Unidos debido a que tras el proceso en su contra, plagado de irregularidades, Amnistía Internacional lo declaró "preso político", y su nombre se mencionó en más de una cumbre ruso-norteamericana.

AI deploró la sentencia de Sutiaguin en 2004, al considerar que no había tenido un juicio justo y que su acusación había estado políticamente motivada como parte de una campaña contra la libertad de expresión.

El científico trabajaba en Rusia como asesor en asuntos de defensa y militares para la consultora con sede en el Reino Unido Alternative Futures.

Fue condenado por "alta traición mediante espionaje", pero él siempre ha asegurado que toda la información que usó era de fuentes públicas y mantiene su inocencia de los cargos de espionaje y revelación de secretos de Estado.