Público
Público

Madrid evita que la nota de los alumnos con dificultades se contemple en las reválidas

Las pruebas, que solo tienen valor muestral, no recogerán la nota de aquellos con necesidades educativas especiales o bajo desventaja social, evitando que repercuta en la media del centro

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Varios niños a su llegada al colegio público Mario Vargas Llosa de Las Rozas (C. de Madrid), en una imagen de archivo- EFE/Luca Piergiovann

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid excluirá las notas de los alumnos con necesidades educativas especiales, así como las de aquellos que padezcan situaciones de desventaja social, del cómputo total de las reválidas, que han empezado a celebrarse esta semana. 

​Estos exámenes no tienen implicación académica. Su valor es meramente muestral, tras las modificaciones que el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, impuso sobre las reválidas concebidas por su antecesor, José Ignacio Wert. Con esta decisión, el Gobierno de Cifuentes evitará que los resultados de estos alumnos influyan en la media de los centros. 

En el caso de los alumnos con necesidades educativas especiales, la Comunidad ni siquiera considera necesario que se sometan a la prueba, dejando la decisión en manos de los directores de los centros.

"Desprecian la labor de los centros públicos que trabajan la singularidad de la comunidad educativa a la que dan servicio", denuncia la Marea Verde de las pruebas

Los estudiantes del programa de educación compensatoria, donde la Comunidad incluye al "alumnado en situación de desventaja social", realizarán la prueba igual que sus compañeros, pero sus resultados no se tendrá en cuenta. Así aparece reflejado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, que especifica que "las calificaciones de los alumnos que tengan adaptaciones curriculares significativas por presentar necesidades educativas especiales y que realicen las pruebas por decisión del centro, así como las de los alumnos de compensación educativa, no computarán en el cálculo de los resultados del centro".

Instrucciones no publicitadas

La Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) ha criticado que "las resoluciones de este curso aún no han sido difundidas públicamente" y tan solo se han enviado a las direcciones de los centros escolares. 

"Hay serias dudas sobre las pruebas. Las familias deben valorar muy seriamente que los alumnos las realicen si no están convencidas"

"La falta de información en el presente curso es inaceptable", asevera la federación, que advierte a "aquellas familias que no estén realmente convencidas" de que sus hijos e hijas se somentan a las reválidas, "deben valorar muy seriamente que ello suceda". Para la FAPA "existen más que serias dudas sobre las pruebas". 

Una profesora con sus alumnos en un aula de primaria de Madrid. EFE

650.000 euros por una evaluación muestral

Las reválidas de la Comunidad de Madrid han comenzado esta semana para los alumnos de primaria, a los que seguirán los estudiantes de ESO la semana que viene. Serán corregidas por evaluadores externos, lo que tendrá un coste de 645.995 euros, tal y como aparece en el presupuesto de la región.

La Asamblea de la Marea Verde de Madrid ha cargado contra la forma en que han sido concebidas las evaluaciones, considerando que "sirven para elaborar ranking de centros en virtud de una foto fija y sin tener en cuenta la situación real del alumnado", como su diversidad o sus condiciones socio­económicas. "Asimismo desprecian la labor de los centros públicos que trabajan la singularidad de la comunidad educativa a la que deben dar servicio", ha señalado el colectivo. 

CGT ha convocado paros para este miércoles y jueves

A las críticas se han sumado el Área de Educación de Podemos en la Comunidad de Madrid, que recuerda el veto del ministro de Hacienda Cristobal Montoro a los presupuestos de la capital, mientras su Gobierno impulsa "unas pruebas externas para las que contratará a empresas privadas, que tan solo tratarán estadísticamente los resultados obtenidos".

El área de Enseñanza del sindicato CGT ha convocado paros para este miércoles y jueves para que los docentes muestren "su disconformidad y su derecho a no participar en una nueva burla contra el trabajo del profesorado". Las pruebas externas "menoscaban la labor docente", someten al alumnado a "una presión irracional", señala el sindicato.