Público
Público

Madrid es capital

Ya no se puede decir que Madrid no tenga playa. Ni tampoco habrá que esperar a un puente o a un fin de semana para escaparse a Valencia. Ahora se podrá hacer incluso en el mismo día, porque tardaremos sólo 95 minutos en asomarn

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Kilómetro cero de la Península y lugar de encuentro para millones de visitantes cada año, Madrid es una ciudad cosmopolita que siempre tiene los brazos abiertos. Aunque, como todas las grandes urbes, pueda resultar vertiginosa y frenética, ha sabido conservar numerosos rincones íntimos y formas propias de entender la vida.

Además, siempre hay un motivo para volver por Madrid. Una exposición, un musical o cualquier otro acontecimiento son magníficas excusas para redescubrir sus numerosos alicientes. Incluso se puede venir por puro capricho. Porque Madrid da para mucho.

Es una capital cultural de primer orden. Sus monumentos son incontables, testigos de su larga historia. La amabilidad de sus habitantes aún se resiste a desaparecer. La gente sigue siendo abierta. Sin olvidar que estamos en la ciudad que tiene la mejor colección de arte del mundo. Pero sin dejar de lado tampoco su ya proverbial vida nocturna.

Porque en Madrid cabe casi todo. Desde las descomunales Cuatro Torres y los edificios de vanguardia de la zona de Cuzco a las tiendas más lujosas y selectas de la calle Serrano; desde los señoriales barrios de Salamanca y Chamberí al más castizo, colorido y multiétnico de Lavapiés; desde el Paseo del Prado y el Triángulo del Arte al llamado Madrid de los Austrias. Cada paseo resulta una delicia. Y el día suele acabar deslizándose hacia su vida nocturna, concentrada en los aledaños de la calle Huertas, los Austrias o el revitalizado barrio de Chueca.

Es cierto que pocos o muy pocos pueden considerarse verdaderos gatos. Casi todos tienen los orígenes en otro lugar. Algo de eso hay inscrito en su adn. Y se nota. Madrid es siempre acogedora, porque es de todos y es de nadie.

Resulta imprescindible
Callejear por los Austrias
Todo el auténtico Madrid se concentra aún en este dédalo de callejas y plazas. A dos pasos de la Puerta del Sol, el barrio con más encanto de la ciudad se desenreda desde la Plaza Mayor en un rosario de plazas. Desde la Cava Baja, cuajada de tabernas y restaurantes de solera, se llega a Puerta de Moros y, bordeando la iglesia de San Andrés, a las terrazas de la plaza de la Paja, donde es imprescindible hacer parada. Callejeando en busca del Alamillo se alcanza enseguida a la plaza de la Villa, irregular y perfecta a la vez, culminando el paseo en la plaza de Oriente, frente al ya borbónico Palacio Real.

El Triángulo del Arte
Entre El Retiro y el barrio de Huertas, el Paseo del Prado aún ofrece al transeúnte una de las caminatas más estimulantes de la ciudad. Y si a esto añadimos los museos de El Prado, Reina Sofía y Thyssen-Bornemisza, que reúnen, a escasos pasos, las colecciones de arte más valiosas de la capital, mucha prisa hay que tener para no detenerse, al menos, toda una mañana.

El Rastro
Dejamos las palabras mayores del arte para pasar la mañana del domingo al amparo de la estatua de Cascorro, punto de encuentro para disfrutar de una mañana de compras por el Rastro, el lugar donde es posible encontrar cualquier cosa. Antigüedades, cachivaches de toda condición, música, artesanía del mundo, lo que nunca pudo imaginar y lo que nunca se pensó vender se arraciman en un animado tumulto de vendedores, buscadores, curiosos y público en general. Si luce el sol, nada como un aperitivo en la terraza de El Viajero, en la plaza de la Cebada, con buenas vistas y mejor ambiente.

Si tienes más tiempo
El Retiro y el Campo del Moro

Madrid respira por El Retiro. Son sus jardines más hermosos y animados, llenos los días festivos de artistas callejeros junto al lago. El Campo del Moro, a los mismos pies del Palacio Real, es otro jardín igualmente delicioso.

El Palacio Real
Este imponente edificio barroco, con unas 50 salas abiertas al público, es residencia oficial del Rey, aunque no habita en él. Destaca sobre otras salas y dependencias El Salón del Trono. (Bailén, s/n. Tel. 914 54 88 00 /03. Cierra domingos y festivos por la tarde).

Monasterios de las Descalzas Reales y La Encarnación
Una auténtica sorpresa, joyas escondidas y un emocionante viaje en el tiempo. Entre la Puerta del Sol y Ópera, estos bellos edificios albergan una anónima, aunque valiosísima, colección de pintura de los siglos XVI y XVII (Pl. Descalzas Reales, 3 y Pl. Encarnación, 1. Tel. de ambos: 914 54 88 00. Cierran los lunes y las tardes de los viernes, domingos y festivos).

El Broadway madrileño
Alrededor de la Gran Vía se desarrolla la mayor oferta de ocio de Madrid. Además de los cines, los comercios y las cafeterías, el auge del teatro musical ha convertido a esta zona en un pequeño Broadway. Eso sí, las entradas hay que sacarlas con suficiente antelación.

Fiestas
Fiestas de la Comunidad: En torno al 2 de mayo.
San Isidro: Toros, verbenas, conciertos y bailes castizos en la Plaza Mayor, Vistillas y la Ermita del Santo, el 15 de mayo.
San Lorenzo, San Cayetano y La Paloma: Verbenas, conciertos, concursos y bailes en los barrios de Latina, Lavapiés y Vistillas, del 6 al 15 de agosto.


Centro de Turismo de Madrid


www.esmadrid.com

Centro de Turismo Colón

Hoteles en Madrid
Restaurantes en Madrid

DISPLAY CONNECTORS, SL.