Publicado: 23.07.2014 12:16 |Actualizado: 23.07.2014 12:16

Madrid, Catalunya y Valencia, las Comunidades que más aportan

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5
Comentarios:

Las comunidades autónomas de Madrid, Catalunya y Comunidad Valenciana, son las que muestran los mayores saldos fiscales negativos, según se desprende del informe elaborado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de las balanzas fiscales con datos de 2011.

Según explicó este miércoles el director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) y uno de los académicos que ha diseñado la metodología de las cuentas públicas territorializadas, Ángel de la Fuente, Madrid aporta 16.723 millones de euros más de los que recibe, Catalunya 8.455 millones y la Comunidad Valenciana 2.018.

En el otro lado de la balanza, Andalucía (7.421 millones), Canarias (4.054), Castilla y León (3.929) y Galicia (3.240) son las que salen más beneficiadas de este cálculo. Andalucía es la comunidad que más dinero recibe en relación lo que aporta, sin embargo tiene un nivel de financiación inferior al promedio nacional.

El resto de autonomías también tienen un saldo positivo: Extremadura (2.991 millones), Castilla-La Mancha (2.043), Asturias (1.666), País Vasco (1.576), Ceuta y Melilla (702), Aragón (633), Cantabria (205), Murcia (173), Navarra (35) y La Rioja (12).

Según De la Fuente, la primera conclusión que se puede sacar del estudio es que los ricos pagan más y que los pobres tienen saldos positivos, aunque hay algunas excepciones como las comunidades forales, que tienen saldos positivos pese a formar parte de las regiones ricas, o algunas comunidades de rentas bajas con saldos neutros o negativos, como la Comunidad Valenciana o Murcia.

Las comunidades forales, que tienen saldos positivos pese a formar parte de las regiones ricas

El profesor Ángel de la Fuente considera que el actual sistema de financiación es "muy malo" y debería ser reformado porque no respeta el principio de igualdad entre todas las regiones.

En la rueda de prensa en la que ha presentado el resultado de las cuentas públicas territorializadas, De la Fuente pidió desligar este balance del sistema de financiación y explicó que sólo un 17% o 18% del saldo fiscal positivo o negativo es achacable a la financiación autonómica.

De la Fuente destacó también la "transparencia" mostrada por el Ministerio al publicar estos datos y ha pedido "no mezclar churras con merinas y valorar cada cosa con la lógica que las motiva".

La publicación de las balanzas fiscales ha suscitado cierta polémica por el uso partidista que se puede hacer de las mismas, especialmente por parte del Gobierno. En ese sentido,  la presidenta de Andalucía, Susana Díaz rechazó hoy que el Gobierno use las balanzas fiscales para enfrentar a las distintas comunidades y dijo que se pueden hacer tantas como especialistas económicos existen.

Antes de reunirse con medio centenar de empresarios andaluces, la presidenta andaluza lamentó, en declaraciones a los periodistas, que el Gobierno no apele al diálogo y al entendimiento para "restablecer puentes" con las comunidades autónomas y, sin embargo, use las balanzas para enfrentarlas.

Por su parte, el presidente catalán, Artur Mas, denunció al poco de conocer los datos el interés "puramente político" del Gobierno al presentar las balanzas fiscales usando sólo uno de los métodos de cálculo existentes —el de "carga-beneficio"— y no haga también el cálculo con el método del "flujo monetario", como hace la Generalitat.

"Se han dejado de calcular los dos métodos por interés puramente político", ha dicho Mas, quien, en el pleno del Parlament, ha criticado que el Gobierno sólo use la metodología de las cuentas públicas territorializadas, mientras que la Generalitat usó los dos métodos.

Las críticas han llegado desde las propias filas del PP: el Gobierno de Extremadura ha considerado que las balanzas fiscales presentadas este miércoles en el Ministerio de Hacienda "no pueden ser consideradas como el reflejo real y absoluto de la situación de las comunidades autónomas", porque "son el resultado de un proceso de cálculo subjetivo".