Público
Público

Madrid se convierte en un prado lleno de divertidas y pintorescas vacas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Del campo a la ciudad, un total de 105 exquisitas vacas han cambiado su hábitat natural para asentarse en las calles de Madrid donde exhibirán sus más pintorescas y extravagantes galas artísticas, en el marco del Festival "Cow Parade".

Los rumiantes, eso si, de fibra de vidrio, pasaran desde hoy y hasta el próximo 21 de marzo unas gélidas vacaciones en los lugares más emblemáticos de la capital, situándose en los distritos de Salamanca, Centro y Retiro.

Hubo que esperar hasta la medianoche para que el primer animal hiciera acto de presencia y tuvo que ser 'Madrid 16', en referencia a la candidatura olímpica, la vaca que rompiera el hielo en la fría noche madrileña desde la representativa Puerta de Alcalá.

'Olimpia', con su vestido deportivo, y 'Paraíso', salida de la mismísima jungla, ambas en los aledaños del parque del Retiro, continuaron el goteo de bovinos que serán colocados en la plazas y calles con motivo de la "Cow Parade", una exposición que pretende democratizar el arte y acercarlo a los ciudadanos de la mano de los rumiantes más populares de la ciudad.

Ésta es una de las características de "Cow Parade", que busca reflejar el espíritu de la ciudad que la acoge e inspirar vacas que se relacionan con el entorno del lugar elegido.

Tal es el caso de 'La Vicalvareña', una vaca torera con su traje de luces, o la 'Mu Lapa Madrileña', una sexy chulapa que se ha vestido con sus ropas más castizas para homenajear a Madrid, así como a la cultura y tradición españolas.

Los rumiantes de "Cow Parade" han desembarcado en la capital española porque "Madrid es una ciudad que vive muy intensamente la calle", dijo a Efe José Cardoso, director de la exposición.

"Los madrileños entenderán y apreciarán este tipo de arte urbano porque son un tipo de gente que sabe disfrutar la calle, y a ello ayudará el colorido que las vacas aportarán al entorno de la ciudad", agregó Cardoso.

Uno de los ejemplares que más impactará a los ciudadanos será 'La vaca y el madroño', que durante unas semanas emulará al castizo oso madrileño que habita en la Puerta del Sol, desde la Plaza de Colón.

Pero no será la única. Vacas llamativas, alegóricas, vacas deportistas y vacas holgazanas, animales exhuberantes y rumiantes pintorescos reflejan la variedad de obras artísticas que no dejarán indiferente al ciudadano que las contemple.

"Existe, además, una ternura especial en la vaca que produce un sentimiento de afinidad respecto de aquellos que las observan", opinó Cardoso, ante la atenta mirada de la colorida 'Madrid 16'.

La manada de vacas provoca una infinidad de reacciones, entre las cuales no podía faltar la sonrisa y la sorpresa al toparse con un animal ajeno al ecosistema urbano.

"Vamos a arrancar un millón de sonrisas y con eso el objetivo de la muestra ya está mas que conseguido", afirmó el director del evento.

Artistas, estudiantes, diseñadores gráficos y todo tipo de profesionales han vestido a los bovinos para compartir emociones y regalar arte por los rincones más concurridos de la ciudad.

Incluso, ante la posibilidad de que los animales puedan sufrir actos vandálicos, la organización ha previsto un "Hospital de Vacas", que quedará instalado en el Hospital Universitario Infantil Niño Jesús, donde serán atendidas en caso de lesiones.

Al final de la exposición, las vacas más afortunadas cambiarán su lugar de residencia al ser subastadas con el fin de recaudar dinero que será destinado a organizaciones que realizan obras humanitarias.