Público
Público

El Madrid crece con diez

Dos goles de Higuaín y un gran Kaká tumban al Getafe, que no aprovechó la expulsión de Albiol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con la que le estaba cayendo, y con un jugador menos, el Madrid logró su primera victoria fascinante. El Bernabéu estuvo de estreno: primer partido de dominio absoluto, fútbol convincente y un ejercició de entrega memorable. Desde el alambre, el Madrid manejó un partido que requería tanto fútbol emocional como juego. No tuvo vértigo. Procesó el partido con todas las aristas cortantes que le descubrían el tormento psicológico y deportivo que le ha asolado. Al Madrid le amenazaba el Bernabéu. La hinchada tuvo un inicio de ley, castigador, pero justiciero. La afrenta de Alcorcón requería esa pitada sonora cuando el equipo saltó al campo sin Raúl a la cabeza...

La expulsión de Albiol por un agarrón a Soldado, también puso a su equipo en la encrucijada. Al Madrid también le amenazaba la falta de liderazgo en el campo. Un futbolista caciquil desde la pelota. Para el otro fútbol, ese de marcar la raya y llenar campo tuvo a Lass, que plasmó un partido que le emparentan con la camiseta del club en noches de dificultad.

Desde el alambre, el Madrid manejó un choque que pedía juego y coraje  

Todos los sucesos apuntaban para que Kaká levantara la mano y reclamara la pelota. Empezaba a cubrirle una capa de melancolía y de intermitencias que tenían al club preocupado. Ayer, centrado y enchufado, fue el jugador desde que el Madrid se catapultó. Kaká intimidó al Getafe con arrancadas con la zancada firme y la cabeza levantada. De esas carreras tan europeas con conducción de brasileño salieron las mejores ocasiones del Madrid en el primer tiempo.

La más nítida, una de Benzema, que, tras controlar el balón con el pecho, incrustó en Ustari con un zurdazo más ansioso que intencionado. Kaká, centrado, es más Kaká. Se escoraba a la izquierda, permutaba con Lass en defensa para volver al corazón del juego cuando su equipo recuperaba la pelota. Kaká terminó el primer tiempo reventado, pero con los galones que se le presuponen para ganar partidos.

No pudo el Getafe con la tormenta de fútbol eléctrico que descargó el Bernabéu y tampoco con el empaque que el planteamiento de Pellegrini que sí le dio a su equipo. Desde la expulsión de Albiol sus únicas ocasiones fueron dos cabezazos de Soldado y un tiro lejano de Celestini que Casillas resolvió con colocación y reflejos. El dibujo de Pellegrini recuperó una idea de Juande: Marcelo por delante del lateral. Una manera de admitir en la hierba lo que no reconoce a micrófono abierto: que las bandas estaban mal defendidas y atacaban muy forzadas.

Gestionó bien Pellegrini la pizarra recolocando a Marcelo en el lateral cuando se quedó con un jugador menos. Kaká y el Bernabéu igualaron, le dieron superioridad emocional y futbolística al Madrid. Amedrentado el Getafe, el partido lo resolvió Higuaín con dos goles muy suyos. El primero, un control y un zurriagazo; el segundo, una cabalgada de locomotora que culminó con derechazo raso y dañino. Asi sí es el Madrid.

2 - Real Madrid: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Raúl Albiol, Arbeloa; 'Lass', Xabi Alonso, Marcelo, Kaká (Van der Vaart, m.82); Higuaín (Raúl, m.77) y Benzema (Gago, m.61).

0 - Getafe: Ustari; Miguel Torres, 'Cata' Díaz, Mario, Mané; Celestini, Boateng (Albín, m.52); Pedro León, Parejo (Adrián, m.68), Manu del Moral (Gavilán, m.60) y Soldado.

Goles: 1-0, m.53: Higuaín. 2-0, m.56: Higuaín.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó a Marcelo (30), Xabi Alonso (31) por el Real Madrid, y a Mario (68) por el Getafe. Expulsó por roja directa a Raúl Albiol en el minuto 28.

Incidencias: encuentro correspondiente a la novena jornada de Liga de Primera división, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 79.000 espectadores.