Público
Público

Madrid defiende la atención médica a Dalila

El marido de la primera fallecida por nueva gripe en España denunciará a los servicios de Urgencias del Gregorio Marañón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los médicos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid 'hicieron lo que tenían que hacer en cada momento' para salvar la vida de Dalila, la primera víctima fallecida por la nueva gripe en España. Así lo defendió este miércoles el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes.

Los profesionales que atendieron a la mujer, que cumplió 20 años el lunes, un día antes de fallecer, 'dieron lo mejor de sí mismos en todo momento, tanto en los servicios de Urgencias como en la Unidad de Cuidados Intensivos, así como en otros involucrados', aseguró Güemes en una entrevista en Antena 3.

El consejero respondió así a la familia de la fallecida, que acusó de negligencia a los servicios de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón y de Fuenlabrada, a los que Dalila acudió en total tres veces antes de que la ingresaran. El viudo de Dalila, Mohamed, aseguró a la cadena SER que denunciará al servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón.

Güemes también insistió en que en el informe médico de Dalila figuraba que era asmática, dato que niega la familia, que recalca que la fallecida era atleta y estaba sana. Según los expertos, no obstante, el asma no impide practicar el atletismo de alto nivel.

Según explicó la suegra de la joven, los responsables del equipo olímpico de atletismo de Marruecos se han ofrecido para sacar a la luz todos los informes médicos que demuestran que Dalila estaba sana. Los familiares de Dalila partieron este miércoles hacia Marruecos, donde hoy se celebrará su funeral.

Dalila, embarazada entonces de 25 semanas, acudió a las Urgencias del Hospital Gregorio Marañón el 11 de junio, donde le diagnosticaron una infección de vías respiratorias, se le prescribió una medicación y se la mandó a casa.

Los síntomas no remitían y dos días más tarde, la mujer fue a las Urgencias del hospital de Fuenlabrada, donde llegaron a la misma conclusión que en el Gregorio Marañón. Allí volvió la madrugada del 15 de junio y se le dio el alta. Hasta que ese mismo día por la tarde regresó al hospital, donde la ingresaron. Por la noche, su estado empeoró y tuvo que ser ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El lunes se le practicó una cesárea. Su hijo, llamado Rayan, nació con 28 semanas y pesó 1 kilo y 400 gramos. El bebé continúa ingresado en el Hospital Gregorio Marañón.

Habrá que esperar al menos hasta mañana para que el niño 'pueda eliminar de su organismo todos los fármacos' que se administraron a su madre y se pueda saber si también padece la nueva gripe, explicó la viceconsejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Ana Sánchez. Güemes precisó que la Consejería tiene 'todas las esperanzas puestas en que el bebé evolucione bien y que salga adelante'.

Mientras, continúa en estado crítico el niño de ocho años que está ingresado en la UCI del Hospital del Niño Jesús de Madrid. El menor padece una enfermedad neurológica conocida como síndrome de Angelman.

Por otra parte, la mujer de 35 años ingresada en el hospital de Getafe (Madrid) ha mejorado. 'Está evolucionando muy bien, con unas saturaciones cada vez mejores de oxígeno y con una retirada paulatina de la sedación para que pueda ser extubada en las próximas horas', explicó la viceconsejera de Madrid.

El tercer enfermo grave de nueva gripe, el hombre de 32 años ingresado en el Hospital Joan XIII de Tarragona, continúa en la UCI.

Según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 76.000 personas están infectadas por el virus H1N1 y 330 han muerto por ello. El índice de mortalidad de la nueva gripe en el mundo es del 0,4%, frente al 60%, por ejemplo, de la gripe aviaria. En España se ha registrado una muerte de 756 casos confirmados.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, participa hoy, junto al director general de Salud Pública, Ildefonso Hernández, en una reunión de trabajo de la OMS en Cancún (México). Uno de los puntos que se tratarán es la definición del perfil del ciudadano al que se le administrarán las vacunas contra el virus H1N1. No obstante, hasta dentro de 'un mes o mes y medio', no se habrá determinado a quien se debe vacunar, explicó Hernández.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, presidirá la reunión. Jiménez compartirá foro con responsables de Salud y Sanidad de más de una docena de países, entre ellos, EEUU, Canadá y Reino Unido. La ministra expondrá la situación de la nueva gripe en España y, a su vez, aprenderá de la experiencia de otros países. El objetivo es recoger cómo se está actuando en países como Chile, con sistemas de salud similares al español, pero donde ahora es invierno, la estación cuando la gripe se propaga con más facilidad.