Público
Público

Madrid luchará contra la contaminación...acústica

Adelantará la hora de cierre de los locales más ruidosos. Gallardón quiere defender "el derecho al silencio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madrid se ha propuesto acabar con la contaminación, pero la acústica. El Ayuntamiento de Madrid adelantará la hora de cierre de los locales de ocio nocturno, en función del ruido que hagan, según el nuevo Plan de Acción en Materia de Contaminación Acústica 2010-2015 que aprobará este miércoles la Junta de Gobierno.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha presentado este plan que contempla cinco grandes líneas de actuación, y que se centra, en especial, en el ocio nocturno.

Este tipo de locales tendrán distinto horario de cierre en función de si se encuentra en una 'zona acústica saturada', (conocidas como zonas de conflicto), que se determinará según los mapas cartográficos de ruido que ha elaborado el ayuntamiento de las zonas de Aurrerá, Azca, Chueca, la calle Almagro y la zona Centro.

Las zonas afectadas: Aurrerá, Azca, Chueca, la calle Almagro y la zona Centro

La reducción del horario irá en función de lo que establece la Ley de Ruido y de una variable matemática, según la cual cuanto más se supere el nivel de ruido permitido (55 decibelios de media de 23 horas de la noche a 7 de la mañana, más temprana será la hora de cierre, detallan técnicos del ayuntamiento.

Al margen de la medida, el objetivo a largo plazo es que locales de ocio se desplacen 'de una forma paulatina un desplazamiento para buscar nuevas ubicaciones' a las zonas 'en las que no existan usos residenciales' ha dicho el alcalde.

Gallardón, que ha valorado este plan contra la contaminación acústica como una de las novedades 'más importantes' de la presente legislatura, ha recordado que el 20 por ciento de la población madrileña soporta un ruido ambiental 'inadmisible', según los datos que maneja el consistorio.

Por lo que 'a partir de este momento actuaremos defendiendo el derecho al silencio y contra la contaminación acústica que es igual de grave que la ambiental', ha indicado.

Aparte de las medidas para combatir el ruido por ocio nocturno, el plan de acción que ha elaborado el ayuntamiento recoge y valora las medidas que se han adoptado hasta este momento en la ciudad, como el soterramiento de la M-30, e identifica cuáles son las primeras áreas de la ciudad donde es necesario actuar.

En total, son 43 zonas de 'conflicto' donde residen 246.532 ciudadanos, especialmente afectados por el tráfico de vehículos nocturno.